La irresistible tentación de empezar (otra vez) de cero

Formación del Córdoba en Girona | MADERO CUBERO
El Córdoba aborda unas semanas clave para trazar su plan de futuro después de la eliminación en las semifinales del 'play off'

¿Retocar o reconstruir? Las próximas semanas resultarán determinantes para el porvenir del Córdoba CF, que cerró el curso con lágrimas en Montilivi después de quedarse a las puertas de la final por el ascenso a Primera División. Ése era el objetivo marcado por el club y no se pudo cumplir. "Tenemos que intentarlo de nuevo", decían los protagonistas en Girona, tragándose la frustración del momento. Algunos -quizá muchos- de quienes expresaban su rabia por el desenlace de la Liga y su deseo de volver a pelear por el salto de categoría no vestirán más la blanquiverde. Del análisis que se realice entre los muros de El Arcángel dependerán las medidas para componer el nuevo proyecto.

Más allá de cuestiones semánticas -alineadas con sensaciones e intereses- sobre si se considera un fracaso o un intento fallido, lo cierto es que el tiempo de la acción ya ha comenzado en los despachos blanquiverdes, donde puede pasar absolutamente de todo. Por cierto, hay un dato revelador: en el último lustro, el Córdoba siempre ha realizado cambios drásticos de una temporada a otra. Ya fuera después de un play off histórico, una campaña discreta, un ascenso o un descenso, siempre hubo avalancha de bajas y altas. Y solo una vez la empezó con el mismo entrenador de la anterior: fue el caso de Chapi Ferrer, tras el ascenso a Primera. Luego duró sólo nueve jornadas.

En la tesitura actual, el escenario es mucho más complejo. Tanto el director deportivo, Emilio Vega, como el entrenador, José Luis Oltra, fueron renovados durante el curso. También se prolongó el contrato a Florin Andone, la estrella del equipo, que después de certificarse la permanencia un año más en Segunda División parece claro que no seguiría. Titular con Rumanía en la Eurocopa, máximo goleador de la categoría, con experiencia en Primera y 23 años, está en el escaparate y no le faltarán ofertas. El Córdoba podría sacar  una buena tajada por él.

La clave, de cualquier modo, está en el palco. Carlos González anunció en su día que dejaría la presidencia de la entidad y anunciaría el nombre de su sustituto. No lo ha hecho aún. Hay quien interpreta este gesto como la evidencia de que el mandatario está operando para vender su paquete accionarial -más del 98%- y marcharse. Con eso, habría otros jefes y, quizá, la situación de Oltra y Emilio pudiera variar pese a sus contratos. Si hay nuevos propietarios, habrá nueva estructura. González, sin embargo, ha insistido de manera tajante en que su intención no pasa por vender el Córdoba CF.

Los jugadores ya están oficialmente de vacaciones. Habrá un grupo importante que no regresará más. Entre los que finalizan contrato están dos de los capitanes, Xisco y Luso, que han sido pilares básicos en el equipo esta temporada. El balear consiguió esta temporada la condición de líder en el Córdoba, ganándose el respeto y el cariño del cordobesismo y reparando viejas heridas. Luso, cuyas declaraciones tras el partido en Girona sonaron a despedida, dejó su sello de compromiso hasta el final. También entonó un adiós en redes sociales el punta Raúl de Tomás, que finalizó su cesión por parte del Real Madrid -aunque el Córdoba tiene una opción de compra-, mientras que Nando, a préstamo por el Valencia, también regresará a Mestalla. El porvenir de hombres como López Silva, Stankevicius o Albert Dalmau también parece lejos de El Arcángel. La irresistible tentación de empezar de cero, que ha sido una constante cada verano en el Córdoba, vuelve a aparecer.

Etiquetas
stats