La hija de González deja el Córdoba a petición propia

González, rodeado de sus hombres de confianza en El Fontanar | ÁLVARO CARMONA
Desempeñaba hasta la fecha el cargo de directora financiera de la entidad blanquiverde | Los movimientos en la cúpula rectora pueden continuar

El Córdoba está experimentando en los últimos días un zarandeo espectacular en sus estructuras, tanto deportivas como de gestión. El club acaba de anunciar a través de su web oficial un movimiento en los despachos. María González, que hasta la fecha desempeñaba el cargo de directora financiaera del Córdoba CF SAD, abandonará el puesto el próximo 30 de junio “a petición propia”, según expresa el comunicado. “La hasta ahora responsable del área económica del club deja su actual empleo para iniciar nuevas actividades profesionales. El CCF agradece a María González su trabajo durante el tiempo que ha permanecido con nosotros y le desea suerte en su futuro laboral y personal”, añade la nota oficial.

Esta baja podría no ser la única en los próximos días. El vicepresidente y consejero delegado Javier Jiménez, mano derecha de Carlos González en sus empresas y en el Córdoba CF desde el desembarco del tinerfeño, podría dejar de pertenecer al equipo de dirección según avanza en su edición de hoy Diario Córdoba. Las desavenencias entre González y Jiménez se hicieron patentes en la última temporada y hace algunos meses se llegó a especular con una ruptura que, finalmente, no se produjo. Ahora, en un punto de inflexión tras el descenso del equipo, están ejecutándose algunos planes largamente madurados. Después del despido del secretario técnico, Pedro Cordero, la dimisión del asesor deportivo, Cándido Cardoso, y el anuncio de vacaciones de modo precipitado para toda la plantilla de jugadores, el Córdoba está experimentando una auténtica revolución interna que podría llevarse por delante a nombres de referencia como José Antonio Romero, quien después de aceptar “poner la cara” al fracaso del primer equipo podría verse fuera del club después de más de veinte años de servicio.

Tras su ausencia en el palco de El Arcángel en la última comparecencia del Córdoba en casa, Carlos González sólo ha comparecido en algunos medios nacionales realizando balances de lo ocurrido y avanzando algunas de las medidas que pretende tomar. Ante el nuevo panorama deportivo del club, en Segunda y con una plantilla por formar, y el escenario político que se ha abierto en el Ayuntamiento tras las pasadas elecciones, Carlos González deberá abordar el punto fuerte de su particular plan en el Córdoba: el levantamiento de la Ciudad Deportiva. Y ahí habrá dos personas clave que siguen ligadas a la entidad. Su hijo Alejandro González, responsable de la cantera, y su esposa María del Mar Muñoz, presidenta de la Fundación CCF que gestionaría una Ciudad Deportiva cuya construcción es, ahora, materia de discusión.

Etiquetas
stats