El grito del rebelde

Ángel Vázquez, ante el Andújar en Vista Alegre | TONI BLANCO

El campeonato avanza y enseña sus aspectos más crudos. La dureza de la competición causa estragos. Algunos se refuerzan. Sustituyen a sus heridos por tropa nueva y armas modernas. Otros se cosen las heridas, aprietan los dientes y siguen peleando. Sin planes más allá de seguir vivos una semana más. El Yosiquesé resolvió una cita crucial ante el Andújar, una escuadra repleta de veteranos que apura sus ocpiones para engancharse a una de las cuatro primeras plazas de la fase de clasificación para el ascenso a la LEB Plata. Hay cuatro billetes. Uno está asignado para el Cazorla. En la pelea por el resto está el equipo cordobés, que saca adelante sus partidos con sus argumentos tradicionales. Defensa feroz, solidaridad, riesgo, triples, la pizarra de Sanz, un núcleo de la plantilla exprimido y el estímulo extra de sentirse observados como un elemento extraño. Un puñado de jóvenes y un brasileño que llegó siendo un ogro en la pintura y que ahora es mucho más.

Hay clubes que fichan extranjeros; otros, como el Cordobasket, modifican al que tienen para que haga más. Rod atrapa rebotes, intimida y se muestra eficiente cerca del aro, pero ahora también es un seguro desde la línea de tiros libres y hasta anota triples, una faceta en la que no se había estrenado en su carrera en España hasta que llegó a Córdoba. Difícil resistirse a probar el tiro lejano en un equipo, el Yosiquesé, que lo tiene como seña de identidad. Si le funciona, las cosas le suelen ir bien. Ante el Andújar firmó un 13 de 28 nada desdeñable. Esta vez aportaron Adolfo Vega (3), Arturo López (3), Carlos García (3), Ángel Vázquez (2), Ángel González (1) y Rod Gonçalves (1). Este acierto fue clave para noquear a un adversario combativo, con espolones y siempre atento al error del rival para meter la cuña. El Yosiquesé no le dejó.

El partido fue dominado desde la salida por los cordobeses. Arturo y Rod anotaron los dos primeros triples y pusieron un 6-2. Hasta el minuto cuatro no hizo el Andújar su primera canasta en juego. La acción la protagonizó David Suka, un escolta que ejerció como capitán de los suyos hasta las últimas consecuencias. Fue el que monopolizó los ataques, el que más minutos jugó y el que mayor berrinche cogió cuando las cosas se torcieron definitivamente. Con 22-12, el Yosiquesé sufrió una pájara que le llevó a complicarse el partido. Un festival de imprecisiones, con varias canastas casi hechas de Rod que se quedaron en el amago, derivó en un acercamiento peligroso de los de Nacho Criado (25-21 al final del primer cuarto). En el segundo, a cada arreón del Andújar respondía el cuadro de Sanz con un apretón defensivo y ese descaro en ataque que tan bien representan jugadores como Carlos García y Ángel Vázquez. A veces se dejan llevar y toman decisiones deliciosamente alocadas para el ojo ajeno, pero comprometedoras cuando se trata de amarrar un resultado vital. Esta vez les salió bien. El de Posadas despachó una de sus actuaciones más completas: fue el máximo anotador (17), el mejor reboteador (6) y el más valorado (20). Estuvo 30 minutos en la pista. Tiene 18 años. Vázquez, formado en el Andújar, salió especialmente motivado. Dejó su sello en los momentos más complicados, cuando el Andújar logró empatar (44-44), y abanderó la rebelión local en un parcial de 18-1 que remendó el partido y lo dejó ya claramente decantado. Tiene 21 años y es uno de los veteranos del grupo.

Con un marcador de 62-45, el Yosiquesé administró bien el marcador y las fuerzas. Rafa Sanz sigue sin poder contar con Rafa Blanco, que venía siendo una pieza relevante en la rotación interior. El internacional cordobés se lesionó en la rodilla y lo vio desde el banquillo junto a otro compañero fuera de combate por un esguince, Javi Sánchez, el canterano con mayor protagonismo en los últimos meses además de Joselito Gutiérrez, obligado a un curso de madurez acelerada ante los acontecimientos. La excelente aportación de Adolfo Vega saliendo desde el banquillo elevó el tono de un Yosiquesé que hizo un canto a la solidaridad, con cinco jugadores por encima de los diez puntos anotados. Con el juego dominado, el Yosiquesé amplió su ventaja en los últimos minutos ante un Andújar que se hundió sin remisión. La presión local hizo perder muchos balones a los de Criado, que se resignaron ante un Yosiquesé que fue mejor. Sigue siendo un rebelde en tierra hostil. La semana que viene vuelve al Palacio Vista Alegre para recibir al Medacbasket. Si quiere seguir peleando por el ascenso, no le queda otra que volver a sacar lo mejor de sí mismo sin margen para el desliz. Pero eso será otra historia.

FICHA TÉCNICA

YOSIQUESÉ CORDOBASKET, 81 (26+19+21+16): Ángel Vázquez (11), Arturo López (14), José Manuel Gutiérrez (4), Carlos García (17), Rod Gonçalves (16) -cinco inicial-, Adolfo Vega (12), Ángel López (2) y Ángel González Villatoro (5).

ANDÚJAR, 63 (23+15+13+12): Daniel Muñoz (14), David Suka Umu (13), Jesús Carcelén, Rafael Ramos (14), Edmond Koyanouba (9) -cinco inicial-, José Manuel Raya (6), Antonio Joaquín García (3), Diego Pérez (4), Borja Gutiérrez y Sergio Laguna.

ÁRBITROS: Inma Jurado y Elías Calvillo. Eliminados: David Suka, Jesús Carcelén y Rafael Ramos, del Andújar.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente al grupo de clasificación para la fase de ascenso a LEB Plata, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 800 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del ex alcalde Andrés Ocaña y del padre de la árbitra Inma Jurado. Se realizó un homenaje al ex jugador de baloncesto profesional Joaquín Bonhome, natural de Posadas. En el descanso el cantante invidente Rafael Crespo presentó su primer disco Tributo al rock andaluz interpretando el conocido éxito del grupo Medina Azahara Córdoba.

Etiquetas
stats