El orgullo y el corazón valen una salvación para el Córdoba Femenino

Las jugadores del Córdoba Femenino celebran la permanencia en Segunda

Contra todo y contra todos. El Córdoba Femenino ha logrado una épica salvación después del varapalo sufrido la pasada semana ante el Elche. El cuadro dirigido por Pepe Contreras se jugaba la permanencia este martes en la Ciudad Deportiva después de que la Real Federación Española de Fútbol decidiese oportuno reorganizar las categorías del fútbol femenino. Tras una temporada irregular, las blanquiverdes llegaban a este duelo apoyadas por casi 300 personas que se agolparon en el recinto cordobesista. Esta hinchada, a pesar de lo ocurrido en la segunda mitad, celebró un nuevo éxito de un club califal que no para de festejar durante la presente temporada regular.

Una primera mitad que arrancó de una manera tranquila y pausada, sabiendo que un error de cualquier equipo podía ser determinante para el resultado final. Aun así, el Zaragoza controló en primera instancia el dominio del balón, logrando desactivar a un Córdoba Femenino que intentaba progresar a través de Paula Moreno, pero no fue suficiente para inquietar la portería visitante. De hecho, el cuadro maño tuvo la primera de la eliminatoria, aunque Carmen Gordillo sacó muy bien bajo los palos. Aun así, el primero que golpeó fue el plantel blanquiverde por medio de una Encarni que aprovechó un excelente pase de Paula Moreno para adelantar al cuadro califal justo antes de que la colegiada decretase el final de la primera parte.

A pesar de lo ocurrido durante el último tramo de la primera mitad, el Zaragoza volvió nuevamente al césped de la Ciudad Deportiva mandando sobre el Córdoba Femenino. El cuadro maño necesitaba un gol para empatar la eliminatoria y buscar esa permanencia en la segunda máxima categoría de este deporte a nivel nacional. Por su parte, las chicas de Pepe Contreras buscaban desbaratar todo acercamiento visitante, pero en el ecuador de la segunda mitad sufrió una acción que parecía costarle el partido. Ana Ocón vio la segunda tarjeta amarilla y dejó al cuadro blanquiverde con una jugadora menos durante al menos 25 minutos. Aun así, las visitantes no aprovecharon esta superioridad en la parte final del duelo, otorgando así una salvación merecida a un Córdoba Femenino que disputará la Primera RFEF a lo largo de la próxima temporada.

Etiquetas
stats