La Covid-19 condiciona el deporte cordobés

Partido disputado entre el Córdoba CF 'B' y el Ciudad de Lucena

A pesar de que parece que la Covid-19 está entrando en el tramo final de su existencia, la tasa de incidencia sigue creciendo en la provincia cordobesa y llega a todos los rincones del territorio califal, incluido a varias disciplinas deportivas. No son pocas las entidades que han decidido posponer sus citas ligueras a lo largo de las últimas semanas o meses, pero en la actualidad esta problemática está a la orden del día. Esta misma jornada y tras el anuncio del Pozoblanco, tanto el Ciudad de Lucena como el Córdoba B (en fútbol) y el Bujalance (en fútbol sala) han pospuesto sus enfrentamientos debido a positivos por Covid-19 en sus respectivos rivales o incluso en sus propias plantillas.

En primer lugar, el Ciudad de Lucena y el Córdoba B debían enfrentarse el próximo miércoles en un partido que ya fue suspendido previamente por positivos en la plantilla aracelitana. Esta vez, la tendencia ha cambiado, ya que la entidad lucentina ha anunciado este aplazamiento por una causa distinta. "El partido del próximo miércoles frente al Córdoba B queda suspendido al próximo 2 de febrero por casos positivos de Covid-19 en el filial cordobesista", cita el club cordobés. Gracias a los casos de coronavirus, uno de los derbis califales más intensos deberá esperar durante, al menos, tres semanas más.

En lo que respecta al fútbol sala y al igual que ha ocurrido en el Grupo X de Tercera RFEF, el Bujalance ha visto también suspendido su encuentro de este fin de semana por infectados de coronavirus en el equipo rival. "El Juez de Competición ha acordado el aplazamiento de nuestro partido contra el Victoria Kent correspondiente a la jornada 16 por casos positivos de la Covid-19 en la plantilla local. Pronta recuperación a los afectados", explica la entidad bujalanceña en un escrito expuesto en sus diferentes redes sociales.

Etiquetas
stats