Las Islas Canarias, territorio maldito para el Córdoba Femenino

Lance entre el Córdoba Femenino y el Femarguín.

Territorio comanche o equipos enemigos. Igual que el Córdoba CF masculino, en la presente temporada, tiene infinita aversión a los filiales, el Córdoba Femenino acumula todo lo contrario a un idilio con sus viajes a las Islas Canarias. Además, no es cosa de una temporada, sino que, desde la creación de la sección en 2018, aún no ha ganado allí. En esta temporada 2020-21 ya han finiquitado sus compromisos insulares, aunque sin sumar los tres puntos en ninguna de sus visitas al archipiélago.

La derrota el pasado domingo ante el Femarguín por cuatro goles a cero supuso una losa en el crecimiento exponencial que estaba teniendo el cuadro de Roberto Ramírez, que encajó su primera derrota como técnico del Córdoba Femenino. Por unas circunstancias o por otras, esta temporada no ha sido siquiera capaz de conseguir puntuar cada vez que viajaba a Tenerife o Gran Canaria. Su primer encuentro ante un equipo canario fue a mediados de la primera fase, cuando visitó al Juan Grande -colista del grupo por aquel entonces- y perdió por 2-0. Es claramente recordado, además, el encuentro que finiquitó aquella primera fase ante el Granadilla Tenerife B. El filial tinerfeño goleó al Córdoba Femenino por 4-1 y se olvidó definitivamente de sus opciones de entrar en la fase de ascenso. A ello se suma, por tanto, la caída ante el Femarguín por demérito propio y gran actuación del rival.

Su trayectoria en el archipiélago canario, aun así, no es propio sólo de la 2019-20. Si bien en la campaña 2018-19 no entró en su grupo ningún equipo de las islas, en la siguiente, ya en Reto Iberdrola, tuvo hasta cuatro equipos canarios en su grupo. A los mencionados Juan Grande -con quien empató a cero-, el Granadilla B -cosechando una derrota por 2-0- y el Tacuense. Contra este último, además, se consiguió el único tanto en ese curso en suelo canario, obra de la japonesa Michi Goto (1-1). El asterisco, en este caso, corresponde al Femarguín, que visitó la ciudad deportiva ganado 0-1 pero no llegó a recibir al Córdoba Femenino. La temporada se suspendió algunas semanas antes de que las grancanarias se enfrentaran a las blanquiverdes en su feudo, por lo que ese duelo quedó en blanco.

Dos empates y cuatro derrotas, con dos goles a favor y 13 en contra, es la experiencia ingrata que ha sufrido en las dos últimas temporadas el Córdoba Femenino, que tendrá que esperar a la campaña 2021-22 para retomar y derruir el muro sobre los conjuntos canarios que se ha erigido ante él. En caso de asegurar una permanencia en Reto Iberdrola ya encarrilada, se enfrentaría, al menos, contra el Real Unión de Tenerife Tacuense y con el Granadilla Tenerife B, mientras que Juan Grande y Femarguín aún tendrían que certificarlo en la fase de salvación -añadiendo posibles equipos canarios que ascendieran desde Primera Nacional-. Sin John Wayne, pero con la misma sensación de territorio comanche para el Córdoba Femenino de las escuadras de las Islas Canarias.

Etiquetas
Publicado el
28 de abril de 2021 - 05:10 h
stats