Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Un aguerrido Córdoba Patrimonio levanta su segunda Copa de Andalucía

Las imágenes del Córdoba Patrimonio - Mengíbar FS

0

La posibilidad de salir campeón de Andalucía parece que no tiene mucho mérito si vemos el nivel que reina en otras disciplinas deportivas, pero en el caso del fútbol sala es un premio tanto a la temporada pasada como a la pretemporada actual. Los cuatro mejores equipos autonómicos -sin contar con el Jaén Paraíso Interior- se han dado cita este fin de semana en el Pabellón Sebastián Moya Lorca para definir al mejor equipo andaluz del panorama actual. Tras unas semifinales de infarto, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad y el Mengíbar FS se median en una final que desde bien pronto ya se veía que no iba a defraudar al espectador.

Era primordial salir los primeros minutos con energía y concentración, debido a la posibilidad que tenía el rival de triunfar ante un equipo de superior categoría y ante su afición. Por ello, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad sabía el plan inicial, aunque no salió del todo bien. Los chicos dirigidos por Josan González estaban a tan solo un paso de su segunda Copa de Andalucía y entrar en los últimos días de preparación para el debut liguero con las mejores sensaciones posibles, pero el Mengíbar FS no se lo iba a poner nada fácil, demostrando que es un plantel rocoso y avisando de sus intenciones en los primeros instantes del encuentro con un disparo de Joseliyo que sacó muy bien Víctor con el pecho.

Aun así, el esfuerzo iba a tener su recompensa para un equipo que, a pesar de jugar en su propia pista, defendía el papel de visitante. El Mengíbar FS tuvo unos minutos de superioridad clara y Karim lo plasmó en el marcador después de aprovechar una pérdida un tanto infantil del Córdoba Patrimonio de la Humanidad en la salida de balón. De hecho, esta parecía ser la tendencia de una zaga blanquiverde que se mostraba inquieta y sin ninguna confianza en sí misma. Tanto fue así que un nuevo despiste en la zaga provocó una falta directa que nuevamente Karim fue el encargado de materializar para poner distancia en el electrónico.

A partir de aquí, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad quiso dar un paso al frente en busca de inquietar el área jienense lo antes posible. Y es que el partido se le había puesto cuesta arriba a los de Josan González y eso hizo que les costase generar ocasiones de peligro, aunque, finalmente, Arnaldo Báez inauguró la cuenta particular blanquiverde en el Pabellón Sebastián Moya Lorca justo antes de que los colegiados decretaran el final de la primera mitad. A pesar de que el marcador seguía desfavorable, la remontada ya se hacía mucho más asequibles para unos califas que tenían que coger el mando del partido en cuando el choque se reanudase.

De hecho, todo parecía indiciar que el conjunto blanquiverde iba a seguir la línea planteada anteriormente y Antoniazzi avisó a Cristian con un disparo exterior que atajó bien el ex del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo y conforme los minutos de la segunda mitad seguían pasando, el Mengíbar FS iba creciendo e igualó la intensidad de un cuadro califal que tuvo nuevamente muchas dudas a la hora de llegar con acierto a área rival. Tanto fue así que la escuadra jienense tuvo hasta dos acercamientos peligrosos para incrementar la ventaja en el marcado, aunque Víctor estuvo muy atento bajo los palos.

En cambio, la reacción definitiva de los de Josan González tenía que llegar cuanto antes si querían que la Copa de Andalucía no se quedase en el Pabellón Sebastián Moya Lorca. Para ello, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad tenía que dominar ambas áreas y ser más incisivo de cara a la portería rival, encontrando a su socio más fiable en zona ofensiva: Lucas Perin. El jugador brasileño volvió a salvar al conjunto blanquiverde en una situación complicada con un disparo exterior que se coló en la portería defensiva por el cordobés y excordobesista Cristian.

Ya estaba hecho lo más difícil y ahora el cuadro local tenía que actuar con la calma y la experiencia que le ha dado estos últimos cuatro años en la máxima categoría del fútbol sala a nivel nacional. Sin embargo, el Mengíbar FS estaba alentado por un público muy fiel y leal y, gracias en parte a eso, el conjunto jienense despertó para provocar que, en un saque de esquina, Antoniazzi introdujera de forma accidental el balón en su propia portería. Nuevamente, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad estaba por detrás en el marcador y volvió a acudir al portero jugador que le permitió a Arnaldo Báez volver a imponer el empate en el marcador tan solo dos minutos después del gol visitante.

Y fue cuando todo se puso totalmente loco. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad cometió un penalti claro cuando se encontraba el Mengíbar FS jugando de cinco y Dani Mareco fue expulsado por doble amarilla. En la pena máxima, Fabio fue capaz de hacerse grande y blocó el disparo de Karim, aunque los de Josan González estaban con un jugador menos para los últimos 45 minutos. Aun así, estos fueron capaces de rehacerse y, en plena inferioridad numérica, Antoniazzi marcó el tanto que le dio la segunda Copa de Andalucía a la escuadra blanquiverde.

Etiquetas
stats