“Las fuerzas del mal nunca descansan”

Luis Oliver, en su despedida del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Quien esperara a un Luis Oliver comedido se quedó con las ganas. El exdirector deportivo del Córdoba se despidió dejando su tradicional impronta, entre argumentos y puyas. En el mismo lugar en el que desgranó sus sensaciones cuando se respiró el éxito en El Arcángel -"una hazaña histórica en el fútbol moderno", dijo-, el navarro explicó las razones de su precipitado adiós a un proyecto del que sale "sin querer" y por razones muy concretas. Una principal. Y con nombre y apellidos: Javier Tebas. Al presidente de LaLiga le cayeron palos por parte de un Oliver dolido y rebelde, transformado en irreductible paladín de los humildes.

"Le conozco bien desde hace treinta años y con estos clubes sí se atreve", apuntó con cruda ironía. Oliver señaló en la sala de prensa de El Arcángel su receta para el Córdoba del futuro. "Estén todos unidos y apoyen al presidente, Jesús León, al que no tengo nada que reprocharle", dijo Oliver, quien advirtió que "las fuerzas del mal nunca descansan". Entre esas presencias del lado oscuro está Tebas y también Carlos González, del que se acordó en la hora de la despedida. "Son dos personas que estarán hoy tremendamente felices", dijo refiriéndose a ambos.

"Es el día más triste de mi vida deportiva", ha arrancado diciendo Oliver, antes de exponer su listado de méritos: "Encontramos un vestuario destrozado por la anterior propiedad de los González. Algunos de nuestros enemigos se reían, pero cuando se pusieron en forma hicimos un equipo imbatible. Basado en el equilibrio, el amor, la solidaridad.... Hicimos diez llenos seguidos en El Arcángel y fue fruto de todo. Del cambio con Jesús León, de nuestros conocimientos futbolísticos, de Sandoval, del talento de los jugadores... Hicimos una gesta histórica que dentro de cincuenta años se seguirá hablando de ella. Nunca nadie en la historia del fútbol moderno remontó una distancia así y dudo que lo vuelva alguien a conseguir. Nos sentimos parte de la historia y estamos orgullosos de haber hecho este trabajo". En el lado de la trinchera mediática, muchos de los miembros del equipo de trabajo de Oliver miraban la escena con emoción.

A Javier Tebas lo señaló directamente como instigador de su cese en el Córdoba, un  hecho que conoció mientras estaba en Pamplona, disfrutando de los sanfermines. "Vi un mensaje de Jesús a las ocho de la mañana. Le llamé media hora después y me dijo que me tenía que despedir porque hacía falta un cambio de aires. Me dejó profundamente triste", relató. Oliver criticó al presidente de la patronal futbolística, pero también al sistema "inventado" del límite salarial. "Es como la fórmula de la Coca Cola. Todo el mundo sabe que existe pero no la conoce. Desde LaLiga venden que es una fórmula matemática igual para todos los clubes, pero es mentira: es una forma de extorsión que tiene Tebas para atacar a los clubes modestos. Lo explico muy sencillo: cuando un comercial contrata medio millón para la camiseta, te puedes gastar esa cantidad en futbolistas. Pero es mentira. Llega un economista de la Liga y te dice que solo te puedes gastar cien mil euros. Fichas a un gordito simpático al que ha dejado su mujer y lleva un año sin jugar, te dice la Liga que es internacional y que le tienes que pagar quinientos mil. Solo Javier Tebas aplica la fórmula y sabe su contenido. Cuando eres un club cómodo y amigo, te lo aplica a su forma. Eso es lo que hace", dejó dicho.

Aseguró que Tebas "tiene varas de medir distintas para cada uno", y que lo hace "p

Las sospechas de Oliver: "No puedes extorsionar; espero que haya sido sutil"

Lo disfrazó con cierta sorna como sospecha, pero a Oliver no le cabía duda de una certeza: la intervención de Tebas en la decisión de León de despedirle de su cargo. "Nuestro presidente, que habla mucho con ellos, ha decidido que por el bien del Córdoba tiene que cesar a Luis Oliver y a su equipo deportivo. Quiero creer que a nuestro presidente, en la Liga, le han hecho una leve y sutil insinuación. Todo lo que pase de eso, en una conversación telefónica sin importancia, se llama delito. Porque tú no puedes extorsionar a nadie ni decir que despidan a nadie. Espero que mi amigo Javier haya sido sutil", expuso el navarro, quien dejó claro que no tiene ninguna queja hacia el presidente del Córdoba, al que tiene "gran cariño a pesar de que me haya despedido".

Los motivos del buen concepto que Oliver tiene de León llevan implícita una carga de profundidad en forma de crítica a los anteriores gestores del club. "Fue el que echó a los González y el único que tuvo valor para venir aquí para arreglar el solar que dejaron estos señores", dijo, a la vez que recalcó que "este año el mejor fichaje será la afición". "Les pido que estén con él, porque los González no van a volver. No tengo ninguna duda de que Jesús llevará a este club a Primera División. No tengo absolutamente nada que reprocharle, porque también entiendo que es muy incómodo vivir con la losa de la Liga y que te digan por aquí y por allá", añadió.

Lo que se lleva de Córdoba: "Este milagro me ha costado la cabeza"

A Oliver le dejó marcado su etapa enel Córdoba. "Diez llenos en diez partidos, diez himnos a capela... Me pone los pelos de punta y es algo que no había vivido. Quería darle las gracias a las Brigadas, a los Incondicionales, a los veteranos y a todos los que sienten al Córdoba en todos los poros de su piel. No me quiero ir y me voy con toda la pena de mi corazón, pero por asuntos y temas ajenos al presidente y a la junta directiva no puedo completar la misión que se me encomendó en enero de este año. Este milagro me ha costado la cabeza. Han salido enemigos y maldad. Las fuerzas del mal nunca descansan", dijo, al tiempo que animó a la hinchada de un modo peculiar: "Hay que conseguir el récord de socios, porque eso será una bofetada a las fuerzas del mal".

Sobre un pacto entre León y González que contemplase un regreso de este último al Córdoba, Oliver se mostró categórico: "He hablado mucho con Jesús y vamos, puedo asegurar que aquí los González no van a entrar mientras Jesús León esté vivo". No quiso ir más allá en sus consideraciones con el anterior propietario, pues, al contrario que con Tebas -"al que conozco bien desde hace años"-, de González solo dijo saber "lo que me ha contado la afición, los jugadores, todos los que habéis sufrido este barco a la deriva cuando lo llevaban ellos". Aún así, en cuando se le apretó algo desde la jauría mediática, se lanzó: "Yo he hablado de que (González) es un hombre feliz. En las negociaciones me enfrenté a él porque es una persona indudablemente de un talante chulesco y despreciable. Yo no tolero a la gente así. No soy objetivo al hablar de Carlos González. Sé que está feliz con mi despido porque se lo va contando a todo el mundo. Todo lo que a González le hace feliz le perjudica al Córdoba".

"Nos dan menos límite que al Majadahonda, que no tiene ni campo; es ridículo"

"Yo era director general y eso no va a perjudicar en el límite salarial. Además, me lo va a pagar en los próximos años como quiera el club. La indemnización no entra. Es como si despidiera al contable o a un administrativo", dijo, y también habló de su vinculación con el Extremadura. "Nos fuimos en enero para venirnos aquí con la oferta que nos hizo Jesús León. Teniamos contratos firmados y una prima por subir, que esas todo el mundo las paga feliz. Si han subido me tendrán que pagar un dinero. Cuando el viernes Jesús León me cesa y sale publicado en todos los medios, el presidente del Extremadura se puso en contacto conmigo y me dijo que si podía contar con Dani López Ramos. Yo me voy a Ibiza de vacaciones, pero prefiero que Dani esté trabajando mejor que en el paro. Mientras venía en el AVE me han llamado dos clubes ofreciéndome trabajo, pero yo quiero descansar porque han sido unos meses muy intensos", indicó.

Desveló Oliver que hará un último servicio al club y se reunirá con Rafael Berges, su sustituto -que será presentado oficialmente este martes por la tarde- para ponerle al corriente de las operaciones en curso, que "son del Córdoba". Advirtió que, con el límite salarial, algunas de esas contrataciones no se podrán hacer, pero que va a "darle informe de todas las personas que teníamos en cartera por si las quieren tener en cuenta o no; mi criterio deportivo ahora importa nada, porque yo me voy". Sobre el montante del límite salarial, actualmente situado en 3'3 millones de euros, dijo que tiene esperanzas en que se amplíe próximamente. Y dijo por qué. "Espero que el límite salarial pueda llegar a los siete millones. Va a tener el triple en patrocinios, un millón más en socios, la expectativa de una venta importante como la de Guardiola que estamos hablando de diez millones... Yo en nuestros papeles tenía un límite de seis o siete, por eso cuando me dijeron 3'3... Nos dan menos límite que al Majadahonda, que no tiene ni campo. Es ridículo".

Etiquetas
stats