¿Vamos a fichar o qué?

Emilio Vega, director deportivo del Córdoba | MADERO CUBERO

El Córdoba mira el mercado de invierno, claro que sí. Al estilo de Emilio Vega, su director deportivo. Con cierto reparo, pocos fondos y una tendencia clara: si no es absolutamente necesario, no se toca nada. Después del cambio en la presidencia y el consejo de administración -añadidos a los que se dieron en la parcela técnica-, está por ver si se producen movimientos en la plantilla. Que es, al fin y al cabo, el centro de todo este negocio. El cordobesismo ya tiene nuevo presidente -el joven Alejandro González, hijo del máximo accionista- y un entrenador que irrumpió de modo impactante: cuatro victorias en cinco partidos. De hecho, los buenos resultados cosechados por los blanquiverdes bajo la jefatura de Luis Miguel Carrión han podido variar la percepción sobre la necesidad de refuerzos. El freno a la línea decadente con Oltra -nueve jornadas sin vencer, los puestos de descenso amenazando- y la hazaña en la Copa del Rey ante el Málaga ha coincidido con la entrada en juego de futbolistas del filial. Esos han sido los primeros fichajes.

El extremo zurdo Javi Galán se ha erigido en un puntal del nuevo Córdoba. El pacense dio el salto directamente a la titularidad y hace unos días renovó su contrato hasta 2020. Igual que el catalán Esteve Monterde, otro joven proyecto que sale del equipo de Segunda B y que ha tenido su cuota de protagonismo. También están Moha Traoré, Pablo Vázquez o Jordi, cuya ampliación de contrato también fue anunciada por el club. Parece que hay una clara intención de ir poniendo piezas para el futuro del Córdoba, pero... ¿qué pasa con el presente?

El equipo está a dos puntos del play off y a cuatro de la zona de descenso. Una situación en la que no se admiten los despistes. Las costuras se han descosido especialmente en la defensa, en la que apenas queda nadie que no se haya lesionado durante este curso. La baja de larga duración de Deivid -operado de una lesión de cadera y con su retorno marcado para marzo-, un hombre de relevancia absoluta en la zona, provocó rápidamente el debate sobre la idoneidad de fichar un repuesto. “Hubo opciones, pero no me convencieron”, relató en su día Carrión. Con Jonathan Bijimine en la preselección del Congo, el panorama se recrucede. Si el central de Amiens se marcha en enero para disputar la Copa de África de Naciones, la retaguardia quedaría desguarnecida. En el filial está Pablo Vázquez, fichado el pasado verano desde el San Fernando de Tercera División. Se está peinando el mercado y podría caer un defensa más.

El buen tono de Piovaccari después de su lesión -hizo dos goles en Málaga- y la recuperación del acierto de Rodri tras la llegada de Carrión han hecho que la impresión desoladora que en algún momento llegó a producir la delantera se matice. ¿Hace falta un punta más? Vendría bien, de eso no cabe duda. El Córdoba no es de los equipos más goleadores (21 en 19 partidos), pero su punto negro está en los encajados: lleva 27 y es el sexto en este ranking negativo. La mitad de esos conjuntos están en zona de descenso.

“Si me lo piden los técnicos, vendrán refuerzos”, dijo Carlos González antes de dejar la presidencia. Su hijo Alejandro calcó el discurso en su primera comparecencia ante los medios. Carrión, como hombre de club, no se muestra exigente -al menos en público- a la hora de reclamar más hombres porque, según afirmó, el Córdoba “tiene una plantilla de cuarenta, contando al final”. Y no se quedó en la declaración. La llegada de Javi Galán, Esteve Monterde o la inminente de Jordi, además de la recuperación del serbio Sasa Markovic, han dado una nueva dimensión al grupo. La pregunta gira sobre si con eso será suficiente para pelear por el ascenso de categoría, teniendo en cuenta además que los adversarios directos -que son casi todos- están incorporando jugadores. El Elche, que ha reclutado como cedido a Fabián, un joven talento del Betis, y el Getafe, que ha fichado a Sergio Mora y a Carlos Peña, han sido de los primeros en moverse. Desde el 2 de enero se abrirá el baile navideño. En la pasada temporada, con el Córdoba de líder, sólo llegó un fichaje: el medio Eddy Silvestre. El internacional azerbaiyano apenas tuvo impacto y ahora está en el Cádiz. A Emilio Vega no le seduce especialmente el mercado de invierno. Habrá que ver qué sucede esta vez.

Etiquetas
stats