La FAB zanja el caso: no hay caso

Imagen de un partido del Bball Córdoba en el pabellón Menéndez Pidal de la UCO | ÁLEX GALLEGOS

La resolución de la Federación Andaluza de Baloncesto (FAB) sobre la denuncia que realizó el CB Europa Ciudad de Córdoba -sección de cantera del Bball- ante este organismo -y también ante la opinión pública- sobre la captación de un grupo de jugadores cadetes por parte del Cordobasket ya está aquí. En un extenso documento de nueve páginas, en el que se exponen los antecedentes de hecho y los fundamentos de derecho, se termina con una resolución final en dos puntos.

En el primero expone que el periodo de inscripción de jugadores en categoría cadete masculina terminó un mes antes de la finalización de la fase regular (el 22 de enero), "sin perjuicio de la desvinculación personal y societaria que le corresponde a los socios con respecto al club al que pertenecen, que se debe de ajustar a lo que establezcan los estatutos de la entidad, y sin perjuicio también de que la licencia de los jugadores aludidos con un club al que están afiliados finaliza el 30 de junio de 2017, por lo que una vez llegada esta fecha quedarán en libertad para suscribir licencia por el club que estimen conveniente". En definitiva, que una vez concluida la competición oficial -lo hizo hace varias semanas-, los jugadores del Bball podrán entrenar y jugar la próxima temporada en el Cordobasket, tal y como pretendían y expresaron -tanto ellos como sus padres- al club de origen. El cambio de licencia se realizará a partir del 30 de junio.

El segundo punto de la resolución federativa resulta impactante. En él se expresa lo siguiente: "No consta documento alguno fehaciente acerca de la fusión, escisión o cesión de derechos entre los clubes Bball Córdoba ni Club Baloncesto Europa Ciudad de Córdoba, ni tampoco consta vinculación entre ambos equipos".

En los antecedentes de hecho, el expediente federativo expone que "en fecha 17 de mayo, el Club Baloncesto Europa Ciudad de Córdoba presentó escrito firmado por su presidente, Luis Rodríguez Simarro, en el cual se afirmaba que los citados jugadores tenían licencia en el mencionado club, al mismo tiempo que interesaba que se resolviera previamente el incumplimiento por parte del Club Cordobasket de lo estipulado en el Código Ético suscrito por todos los clubes y la FAB". Sin embargo, tras consultar la base de datos de la Federación, consta que el Bball y el CB Europa Ciudad de Córdoba son clubes distintos, cada uno con un domicilio fiscal y sedes diferenciadas. La FAB señala que los jugadores implicados en el caso están "afiliados al Bball Córdoba y no al CB Europa Ciudad de Córdoba".

"Dada la contradicción existente entre las manifestaciones realizadas por el Club Baloncesto Ciudad de Córdoba y las afiliaciones de los jugadores suscritos por ellos, mediante escrito de la Secretaria General de fecha 23 de mayo de 2017 se requirió al club Bball Córdoba a fin de que efectuase las alegaciones y aportase las pruebas que considerase en derecho", prosigue el expediente. "En fecha 25 de mayo se presentó un escrito firmado por el club Bball Córdoba, por orden de su presidente, Francisco Gutiérrez Moyano, en el cual se alude a la existencia de vinculación entre este club y el Club Baloncesto Europa Ciudad de Córdoba, suscribiendo el contenido de los escritos presentados por esta segunda entidad", refleja el documento.

En suma, que el Club Baloncesto Europa Ciudad de Córdoba reclamaba ante la FAB por unos jugadores que no tenían ficha con él, sino con el Bball Córdoba, club que respaldó las acusaciones al Cordobasket en virtud de una vinculación que, según la Federación, "no consta".

El caso parece definitivamente zanjado, aunque no se descarta que haya un nuevo contraataque por parte de uno o de los dos clubes -Europa Ciudad de Córdoba y Bball- en los próximos días para prolongar este conflicto, ya con evidentes e indisimulables tintes personales y enfocado hacia Rafael Sanz y Ángel Lopera, entrenador y presidente del Cordobasket.

Etiquetas
Publicado el
30 de mayo de 2017 - 21:00 h
stats