Vamos a darle una vuelta más

Aguado y Bamboock se echan las manos a la cabeza en el partido ante el Tenerife | ÁLEX GALLEGOS

Un día libre para arrancar la semana. Este lunes, la plantilla del Córdoba podrá despejar la mente para centrarse, a partir del martes, en la que se le viene encima. Habrá una sesión de libre acceso para el público en El Fontanar (martes, 10:00) para entrar después en un periodo de reserva absoluta. Las prácticas del miércoles, jueves y viernes -las dos últimas en El Arcángel- tendrán lugar a puerta cerrada. Sandoval trama algo. El madrileño está viviendo sus peores momentos en el banquillo del Córdoba, que solamente ha sido capaz de sumar tres puntos sobre 18 posibles en lo que va de campeonato. No ha ganado una sola vez en Liga. Es colista en solitario, una circunstancia que no se producía desde el mes de diciembre del año pasado.

En el horizonte está el Granada, en un nuevo derbi andaluz que llegará (sábado, 20:00) como una oportunidad para salir del atolladero. En Los Cármenes se someterá a chequeo un equipo que anda todavía metido en una especie de pretemporada enloquecida, batiendo récords de jugadores utilizados y sin un estilo claro. Se está probando mientras los demás aplican lo trabajado en verano. El Córdoba, durante los meses estivales, fue un verdadero esperpento en todos los órdenes. Sandoval no ha conseguido aún dar con la tecla más allá de la exposición pública de sentimientos, valores y lemas de motivación que se deshacen a la luz de los resultados. Si se trata de resistir el sufrimiento, el Córdoba ya es campeón. No había empezado tan mal un campeonato de Liga en Segunda desde la tristemente célebre temporada 2004-05, la del cincuentenariazo: un punto sobre 21 para abrir boca. Aquello acabó en descenso.

En la última jornada, Sandoval realizó ocho cambios con relación al once empleado la semana anterior. En Granada volverá a mover la formación. Ya podrá contar con su guardameta titular, Carlos Abad, que no pudo ser alineaco ante el Tenerife por su condición de cedido del cuadro insular. Su sustituto, el joven Alberto González, mostró un buen tono en el día de su debut en un partido de categoría profesional.  En el resto de las líneas también hay incógnitas por resolver. En la defensa podrá volver a contar con el central Jesús Valentín, al que una elongación le impidio formar parte de la última convocatoria. En el centro del campo, los movimientos han sido permanentes. Sandoval parece tenerlo claro con Blati Touré, el último en llegar; el burkinés ha sido fijo. También tiene ganado el puesto el jiennense Álvaro Aguado, que con su golazo ante el Tenerife rompió una racha de 377 minutos sin marcar de su equipo. Y arriba, todo depende. Piovaccari fue el más avanzado en la última jornada, quedando sin minutos Andrés Martín y Erik Expósito. El cupo de sub-23 es otro de los quebraderos de cabeza de Sandoval, que tendrá que darle una vuelta más a un Córdoba que no arranca.

Etiquetas
stats