El Córdoba y la semana que viene

Navarro, junto a Carbonell y Aguado en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Vuelta a la rutina con las mismas caras y los mismos problemas. El Córdoba ha realizado una suave sesión de entrenamiento este lunes después de padecer otro episodio bochornoso en El Arcángel (0-3 ante el Real Zaragoza) el domingo electoral. Lo de salvar la categoría ya es un asunto imposible, como se encargaron de confirmar ante su afición con otra actuación esperpéntica. Después de agotar la muleta de las matemáticas, ahora el discurso oficial gira en torno a la preparación de un futuro en el que no se sabe quién ni cómo estará. Pero a falta de fútbol, algo habrá que contar. Así, entre tópicos ante los micrófonos y jornadas laborales desprovistas de tensión ni objetivos, el plantel de Rafa Navarro aborda una semana que será especial.

El cuadro técnico ha dispuesto ensayos durante los próximos días y descanso el martes y también el fin de semana, en el que llegará la segunda victoria de los blanquiverdes en los últimos once partidos: tres puntos y puerta a cero ante el Reus, que fue expulsado de la competición. El triunfo de despacho puede sacar a los cordobesistas de la última posición virtual -el cuadro catalán cierra la tabla- y les puede conceder la posibilidad de un nuevo reto motivante. Evitar el cartel de colista al final de la Liga 1/2/3 venciendo en El Arcángel al Nástic de Tarragona, otro conjunto que ya está condenado. La lista de propósitos marca la magnitud de la tragedia blanquiverde.

Donde sí hay solución, o al menos eso dicen los responsables del desaguisado, es en el pago de las nóminas pendientes. En la última reunión que mantuvo Jesús León con la plantilla dejó expuesta la intención de abonar al menos una de las dos nóminas que se adeudan. Los jugadores no han levantado la voz públicamente al respecto, pues ni su coyuntura económica es la misma ni su rendimiendo deportivo lo aconseja, pero sí se han solidarizado con los empleados de la entidad. Tanto los capitanes como el entrenador, Rafa Navarro, han apuntado en sus comparecencias ante los medios que siente mucho la situación "con familias que lo están pasando mal porque viven al día".

El dueño y presidente del club, que no ha realizado ninguna declaración pública después del hundimiento deportivo del Córdoba, sigue buscando una solución para reparar un problema que tiene en vilo a muchos empleados de la entidad. "El dinero está ahí y se va arreglar", dijo la semana pasada la consejera Magdalena Entrenas a propósito del bloqueo en los pagos, ya que León "está haciendo lo que tiene que hacer" para arreglarlo. La abogada cordobesa estará el próximo domingo 5 (13:00 horas) en el palco de autoridades como presidenta del Córdoba CF Femenino, que festejará en El Arcángel su ascenso a Primera División B con un amistoso ante el Atlético de Madrid.

Etiquetas
stats