Un confinamiento cerca de la zona cero: Alberto Toril en China

Toril, segundo por la derecha, en un acto en China.

La vida puede dar muchas vueltas en apenas días. De hecho, en el mundo del deporte esto suele pasar a menudo y cuando menos te lo esperas. Tras una vida dedicada plenamente al fútbol tanto de jugador como de entrenador, Alberto Toril decidió, hace dos años, iniciar su andadura en las categorías inferiores del Guangzhou Evergrande, uno de los conjuntos chinos más laureados a nivel internacional. De hecho, el primer equipo está bajo las órdenes de Fabio Cannavaro, campeón mundial y ganador del Balón de Oro en 2006. El técnico cordobés ha afirmado a CORDÓPOLIS que “mi paso está siendo muy productivo” ya que “hemos cumplido todos los objetivos que nos marcamos con nuestra llegada”.

“Afortunadamente todos mis familiares y amigos han estado sanos y continúan con las medidas impuestas por el Gobierno”, pero “no hay que relajarse porque la situación no está controlada al 100% y es fácil que haya algún rebrote”, explica un Alberto Toril que de jugador pudo disfrutar vistiendo las elásticas de Real Madrid, Celta de Vigo, Albacete, Extremadura o Numancia, mientras que de entrenador ha dirigido a las categorías inferiores merengues y al primer equipo del Elche antes de llegar al Guangzhou Evergrande. “Creo que estamos dejando un buen legado en la forma de entrenar que será beneficioso en los próximos años para los demás equipos”, apunta.

Por otro lado, Toril tuvo la suerte de dirigir a grandes estrellas del fútbol mundial en el Real Madrid Castilla. De hecho, en la temporada 2011-12 consiguió el título de campeón absoluto de Segunda División B con futbolistas como Carvajal, Jesé, Joselu, Morata o el propio Isaac Becerra. “Hemos trabajado con 55 de 82 jugadores en la cantera madridista que ahora son profesionales” por lo que “es una satisfacción enorme”. No obstante, no dejan de ser “chicos con grandes talentos”, pero “jóvenes con sus inquietudes correspondientes”, afirma un entrenador que subraya el papel que debe tener un técnico a la hora de desarrollar al jugador “tanto futbolística como personalmente”.

Tras dos temporadas entrenando en las categorías bases del fútbol chino, Alberto Toril ya empieza a pensar en su vuelta a casa. “Mi objetivo a corto plazo es acabar esta temporada y volver a España” ya que “son 3 años ya en China y es suficiente”, afirma un cordobés que se siente blanquiverde. “Soy abonado del Córdoba, acudo al estadio cuando estoy en la ciudad y si en algún momento llega una opción de este club, por supuesto que la estudiaré”, culmina. Un técnico que ha pasado ya por todos los estamentos futbolísticos posibles tanto en España como en China. Ahora se encuentra con la oportunidad de terminar una temporada histórica para él en el país asiático y volver a su país para seguir disfrutando de su profesión.

Etiquetas
stats