Un duro e incierto Mensajero amenaza al Córdoba

Jugadores del Mensajero celebran un gol

Magma, incertidumbre, cenizas, dudas y muchas ganas de fútbol. La isla de La Palma está inmersa en un mar de dudas e incertidumbre tras la reciente erupción del volcán Cumbre Vieja, destruyendo todo a su paso e incluso dejando a muchos vecinos sin hogar al que volver. Por ello, parte de la sociedad se ha organizado en busca de realizar tareas solidarias con el objetivo de ayudar a toda esta población que se ha quedado prácticamente sin nada de la noche al día. Aun así, los niños deben volver al colegio, los adultos retornan a su puesto de trabajo -siempre que sea posible- y los profesionales del balompié siguen ejercitándose cada día en busca de conseguir la meta de permanecer un año más en la cuarta categoría del fútbol español. Gracias a esto, el Mensajero y todo el personal que lo rodea se prepara para recibir al Córdoba este mismo domingo y la ilusión, por al menos dos horas, será la tónica habitual de todo el pueblo.

Un conjunto canario que lo dará todo por darle una alegría a su gente. Una hinchada que sufre muchísimo en su vida diaria y que, literalmente, el fútbol se convierte en un desahogo donde el partido de su equipo libera la mente de la mayoría de sus fieles durante, al menos, dos horas. Por ello, el Mensajero realizará una auténtica fiesta para sus seguidores en uno de los choques de la temporada para el club canario. Y es que el Córdoba aterrizará en La Palma el sábado por la tarde después de ejercitarse en la Ciudad Deportiva andaluza. Todo ello contando con que la ceniza no suspenda el vuelo directo desde Madrid y la contienda quede aplazada para una cita cercana, como ya ha ocurrido en el pasado con el Montijo, club que no pudo desplazarse hasta el archipiélago canario días después de que el volcán erupcionase de forma violenta.

Sin embargo y dejando a un lado la situación externa originada por el Cumbre Vieja, el Mensajero ha demostrado ser un equipo solvente antes de que el volcán erupcionase y condicionase de tal manera su forma de trabajar. De hecho, el cuadro canario era un candidato serio a estar en la parte alta de la clasificación del Grupo IV, ya que comenzó su andadura en la Segunda RFEF logrando un doble empate ante Don Benito (1-1) y Tamaraceite (2-2) e incluso venció al San Fernando justo el mismo día que el volcán expulsó magma por primera vez. Desde este día, la racha negativa floreció merced a la dificultad por entrenar diariamente debido a la mala calidad del aire e incluso la ceniza que está presente en cada momento. Gracias a esto, un partido suspendido ante el Montijo, tablas en el encuentro ante el Antequera (3-3) y la primera derrota de la campaña regular frente al San Roque de Lepe (4-1) hace que los chicos de Yurguen Hernández estén toqueteando con el descenso de categoría.

Una plantilla canaria que ha tenido muchas permutas con respecto a lo ocurrido a lo largo del curso pasado. De hecho, en la zaga del Mensajero se encuentra un viejo conocido del Córdoba y que guarda un gran recuerdo en la temporada donde los blanquiverdes consiguieron una milagrosa permanencia en la última jornada ante el Sporting de Gijón. Jesús Valentín es una de las altas que ha realizado el cuadro insular a lo largo del mercado veraniego. De hecho, el central se une a Nauzet García, Juanda, Jaime, Yeray, Álex Benitez, Ricardo Hernández, Jesús Mena, Acorán Hernández, Josué Medina, Wilson Cuero, Jesús Cabrera y Salifo Caropitche como incorporaciones que dan un salto de calidad a un equipo que, a pesar de tener el severo condicionante del volcán a apenas 15 kilómetros de su propio feudo, intentarán consolidarse en la cuarta categoría del fútbol nacional.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
16 de octubre de 2021 - 05:30 h
stats