Carlos González pide a la Audiencia Provincial que anule el segundo concurso del Córdoba CF SAD

Carlos González, en la última junta de accionistas del Córdoba CF SAD

Una vuelta de hoja más. Capítulo tras capítulo, la guerra judicial en torno al Córdoba Club de Fútbol no cesa y sigue sumando batallas cada poco tiempo. En efecto, ya que, en esta ocasión, el que ha movido ficha ha vuelto a ser Carlos González. El empresario tinerfeño mantiene el pulso en lo referente a su objetivo de conseguir que se anule el segundo concurso de acreedores del conjunto blanquiverde, iniciado a finales del 2019 y que concluyó poco después con la conocida venta de la unidad productiva a Unión Futbolística Cordobesa. En este caso, la mercantil Azaveco lo hace a través de un recurso de apelación dirigido tanto al Juzgado de lo Mercantil número 1 de Córdoba como a la Audiencia Provincial, en el que se solicita la “remisión de los autos” y se pide que se “revoque” la sentencia que, el pasado mes de mayo, desestimó la demanda de nulidad presentada por González en referencia al citado concurso y “decidiendo que corresponde estimar todas las pretensiones de nulidad radical formuladas en la demanda incidental presentada por Azaveco SL contra Córdoba Club de Fútbol SAD, Unión Futbolística Cordobesa SAD y la administración concursal de la sociedad concursada Córdoba Club de Fútbol SAD”, y que “asimismo procede imponer a las dos últimas entidades mencionadas las costas correspondientes a la primera instancia de este incidente”.

El escrito, al que ha tenido acceso CORDÓPOLIS, detalla, entre sus alegaciones, que “la conclusión del primer concurso no se produce material ni procesalmente”, por lo que “ha podido existir una inicial infracción de normas esenciales del procedimiento, ya que en principio y como regla general un mismo deudor no puede estar sujeto a dos procedimientos concursales simultáneos”. Igualmente, señala que no se tuvo en cuenta el denominado “principio de unidad o unicidad del proceso concursal”, según el cual “no puede seguirse a la vez contra una misma persona más de un proceso concursal”.

A continuación, el recurso puntualiza que “la señalada infracción ha sido también reconocida por la propia administración concursal en la vista que se celebró ante la Sala de la Audiencia Provincial el día 22 de marzo de 2022”, exponiendo que se reconoció que “el inicio del concurso 724/2019, como mínimo no fue… fue ortodoxo, no se tenía que haber declarado, se tuvo que haber instado la liquidación del primer concurso, eso es algo que nadie discute”. Por tanto, incide en el que la declaración del segundo concurso supone la “tergiversación absoluta del proceso concursal” que afecta al Córdoba CF SAD, no solo porque “nuestra legislación concursal no reconoce la posibilidad de concursos simultáneos relativos a un mismo deudor”, sino también porque “la norma general que proscribe el fraude de ley expresamente impide que pueda ser alcanzado un resultado contrario al ordenamiento jurídico (conservación de una unidad productiva mediante su venta en la fase común de un segundo concurso, encontrándose el primer concurso en fase de convenio)”.

A tenor de todo esto, cabe recordar que, el pasado mes de marzo, la Audiencia Provincial de Córdoba estimó “en parte” el recurso de apelación interpuesto por Azaveco, con el fin de proceder a la revisión del proceso de venta de la unidad productiva del Córdoba CF SAD. Eso sí, un mes más tarde, el Juzgado de lo Mercantil desestimó la demanda de nulidad presentada sobre el segundo concurso del conjunto blanquiverde, refrendando así los autos de 2019 referentes a este hecho, aunque se admitió que había podido existir una infracción en el procedimiento al existir de manera simultánea dos concursos. No obstante, se reconoció que “no ha resultado acreditado ni consta la existencia de ninguna situación de indefensión para las partes de alguno de los procedimientos”.

Etiquetas
stats