Alberto del Moral: "Lo importante en el fútbol es tener personalidad"

Alberto del Moral, en su entrevista a Cordópolis.

Juventud e inexperiencia, pero con los pies en el suelo. El deporte en la actualidad está dejando paso a unos jóvenes que vienen pisando muy fuerte. De hecho, lo habitual en los clubes que conforman la élite en estos momentos es darle oportunidad a los canteranos que están despuntando en categorías más inferiores. Sin embargo, las entidades modestas siguen trabajando en la cantera para tener una buena base en el futuro. Con la llegada de Infinity a la capital califal, el Córdoba parece haber dado un paso gigante en cuanto a la infraestructura de su formación base se refiere. De hecho, el técnico de la primera plantilla, Pablo Alfaro, está contando con varios futbolistas del filial que están siendo determinantes en este tramo liguero como es el caso de Luismi y su tanto que valió una victoria ante el Linares Deportivo (2-1). Aun así, la perla de la cantera blanquiverde se asentó en el centro del campo a lo largo de la pretemporada y ahora es indiscutible para el entrenador maño. Y es que a sus 20 años, Alberto del Moral ha demostrado ser uno de los protagonistas de la primera plantilla cordobesa.

El toledano nació en Villacañas, localidad donde comenzó a dar sus primeros pasos en este deporte. Conforme fue creciendo, el futbolista tuvo la oportunidad de llegar a las categorías inferiores del Unión Adarve donde pudo jugar contra los equipos base de Atlético de Madrid o Real Madrid. Aun así, Del Moral decidió que era buena idea volver a su origen para seguir disfrutando del fútbol. Sin embargo, el jugador fue desarrollándose hasta que llegó ser titular en un Villacañas que ascendió a Tercera División cuando él solamente tenía 16 años. Este logro no pasó desapercibido para un Córdoba que se hizo con sus servicios. Por tanto, Alberto llegó a la entidad blanquiverde para hacerse un hueco y seguir creciendo como futbolista. En la actualidad, este joven futbolista está siendo una de las piezas clave para un Pablo Alfaro que le ha otorgado total confianza en el centro de mando califa. Por ello, Alberto del Moral ha pasado por CORDÓPOLIS con una tranquilidad y experiencia pasmosa para hablar de cómo está anímicamente ante una temporada bastante complicada en lo deportivo.

PREGUNTA. Por fin una semana tranquila después de unos días muy tensos antes del partido frente al Linares Deportivo

RESPUESTA. La verdad es que sí. Nos merecemos descansar y cargar pilas para la recta final de la primera fase.

P. Antes de mirar a la actualidad, en tu carrera deportiva has pasado por las categorías inferiores del Unión Adarve y después volviste a tu pueblo para vestir la camiseta del Villacañas. ¿Qué recuerdas de aquella etapa?

R. Yo siempre he jugado en mi pueblo desde chiquitito. Lo que pasa es que, durante un verano, un amigo conocido me invitó a jugar un torneo en Benidorm de estos que vas quince días. A raíz de ahí, jugué, ganamos y al tiempo querían que me fuese a jugar al Unión Adarve cuando yo tan solo era cadete. Estuve un año y medio, pero no había residencia ni nada y tenía que volver tres veces en semana más el día de partido. Sí que es verdad que era una buena oportunidad porque te enfrentabas con equipos como Real Madrid o Atlético de Madrid, pero al final caí un poco en la monotonía y decidí que lo mejor era volver a mi pueblo. En Villacañas conseguí jugar con el senior desde que era juvenil de primer año y justo esa temporada conseguimos ascender a Tercera División. A raíz de ahí, me ven, voy al campeonato de España de selecciones y el Córdoba contacta conmigo.

P. ¿Qué sentiste cuando el Córdoba contactó contigo por primera vez?

R. Al principio era un poco de incertidumbre porque mi familia y yo nunca habíamos tenido esa incertidumbre de que un equipo se interesase por mí y demás. Nos invitaron para ver las instalaciones, el estadio, la Ciudad Deportiva... y la verdad es que a mi madre le encantó porque era un club familiar y cercano. Mi madre en ese sentido se quedaba muy tranquila.

P. Por lo que veo estás muy unido a tu madre.

R. Sí. Mi madre y yo somos uña y carne como se suele decir. Es la que está día a día conmigo tanto en las buenas como en las malas. Me anima y a la vez me corrige sin problemas.

P. Ahora que estás asentándote en el Córdoba, ¿cuál ha sido el momento más malo hasta llegar a este momento?

R. En juvenil de División de Honor tuvimos una mala racha de siete u ocho partidos que necesitábamos ganar y no lo conseguimos, pero sobre todo la del filial durante el año pasado. Tuvimos un año, por desgracia, catastrófico donde no éramos capaces de ganar ni un solo encuentro. Caímos en la dinámica de perder cada domingo, pero al final con el buen grupo y gracias a la pandemia logramos salvar la situación.

P. Antes de jugar en el filial, estuviste en el juvenil de División de Honor con Javi Moreno como entrenador. ¿Qué significa para ti tener una figura como él de técnico?

R. Pues Javi me ha enseñado muchísimo. Es un referente. Que te dé consejos un jugador que ha estado en la élite y en las máximas categorías es una alegría. Al final aprendes muchísimo, está claro.

P. ¿No te ha dado vértigo pasar en tan poco tiempo del juvenil a disputar con el primer equipo un encuentro ante un Primera División?

R. Sinceramente no me ha dado tiempo ni a pensarlo porque está yendo todo super rápido. Es verdad que estoy preparado para todo lo que venga.

P. ¿Cómo ha sido cambiar la mentalidad para pasar tantas etapas en un espacio breve de tiempo?

R. Creo que esto va por etapas. Yo me las estoy saltando rápidamente y ojalá siga así, pero tienes que adaptarte rápido y ser consciente de dónde estas y con quién estas. A partir de ahí tienes que mejorar día a día porque es super importante. Al final si quieres estar donde estás, tienes que trabajar día a día. Yo soy consciente de que vengo a trabajar aquí, pero el trabajo que no se ve por detrás implica mucho curro y dedicación. Creo que por el momento me está dando mis frutos.

P. Un futbolista debe cuidarse las 24 horas del día.

R. Es un mundo en el que tienes que cuidar todo. Este es un mundo donde estás arriba o abajo. La gente piensa que los futbolistas viven muy bien, pero al final tienes que cuidar todos los detalles.

P. Y ahora con la pandemia imagino que muchísimo más.

R. Imagínate. A la hora de juntarte con gente, las salidas, la alimentación... Cualquier cosa es importante para estar al máximo. Además es que nos debemos a una imagen y creo que hay que ser consciente de ello.

P. ¿Crees que la pandemia va a afectar a tu crecimiento?

R. Pues no sé qué decirte. Ojalá que no. Yo voy a seguir trabajando, mejorando y que venga todo lo que tenga que venir.

P. Y después de dar todos esos pasos tan rápido, ¿cómo te encuentras actualmente?

R. Pues me encuentro super bien y super adaptado. Tengo muchísimas ganas de aportar al equipo en lo que queda de primera fase y estoy dispuesto a conseguir el objetivo.

P. Ahora con la pandemia y dada tu juventud, ¿a qué dedicas tu tiempo libre?

R. Por las mañanas me dedico al fútbol exclusivamente y por las tardes, de lunes a viernes, me voy a clases. Estudio TAFAD (Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva). Luego los fines de semanas que tenemos que viajar pues el sábado entreno y por la tarde viaje, pero cuando jugamos en casa intento descansar y ver fútbol para aprender también. Además, veo series o películas para desconectar también. También salgo para comer o pasear. Vaya, lo que hace un chaval de 20 años normal y corriente.

P. Es que no dejas de tener 20 años a pesar de firmar un rol muy importante dentro del primer equipo

R. Los dos entrenadores me han dado su confianza y creo que yo también a ellos. Ahora mismo solo toca agradecérselo.

P. Antes te he preguntado por el peor momento de tu carrera, pero, ¿y el mejor?

R. Creo que fue enfrentarme a un Primera División y encima ganarle. Fue algo que nunca voy a olvidar. Ojalá en los próximos años pueda jugar en esa categoría, pero estos son mis inicios y es la primera vez que he conseguido algo así. Una pena que no hubiese tanto público como hubiéramos querido, pero 2.500 personas se notaron y fue muy bonito.

P. Ese partido ante el Getafe te destapaste como un gran futbolista y te valió incluso la renovación

R. También es verdad que antes de enero ya tenía ofertas de otros equipos para poder irme, pero es algo que llevamos un tiempo pensando y comentándolo con el club, pero a raíz de esos partidos se decidió todo.

P. ¿Qué te dijo tu madre después de aquel partido?

R. Justo pudo venir al partido, por suerte. La verdad es que fue una satisfacción. Ver a su hijo en un estadio de 21.000 personas, con solo 2.500 por desgracia, y encima ganando a futbolistas que ves en la televisión día sí y día también pues fue un orgullo.

P. Y aunque acabó con tu expulsión, jugar ante la Real Sociedad imagino que también habrá sido un premio a tu carrera.

R. También, también. Enfrentarse a jugadores de máximo nivel y que juegan en las máximas categorías, pues al final aprendes y te hace disfrutar.

P. A tu corta edad, ¿cómo llevas la presión de un club que tiene como objetivo ascender al fútbol profesional?

R. Es algo personal. Intento no darle importancia a la presión y no pensar sobre ello. Dentro de mí prefiero no pensar, porque si finalmente piensas y te cohíbes, no eres tú. Cuando sales al terreno de juego tienes que ser tú, valiente y no tener presión. Lo importante es tener personalidad.

P. Después de la victoria ante el Linares y unos días donde dicha presión ha sido máxima, ¿cómo está el vestuario?

R. La victoria nos ha dado un plus de energía. La necesitábamos. Tenemos muchísimas ganas de que llegue la semana que viene para afrontar el partido ante el Real Murcia. Vamos a ir a por el objetivo, pero vamos paso a paso y primero tenemos que ir a por el Murcia.

P. Quedan tres partidos e imagino que no habrá otro objetivo que conseguir nueve de nueve puntos.

R. No hay otro objetivo. Lo primero que tenemos que hacer es ganar ante el Murcia y luego a pensar en lo siguiente para intentar ascender.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
27 de febrero de 2021 - 05:45 h
stats