El Bball Córdoba cambia de planes a la fuerza

José Medina entra a canasta | TONI BLANCO
El equipo de Rafa Sanz cae en Vista Alegre ante el CAM Enrique Soler de Melilla (54-58) en la penúltima jornada y compromete su pase al grupo por el ascenso en la Liga EBA

Al Bball Córdoba se le heló la sonrisa en Vista Alegre. Con más de un millar de espectadores en las gradas, el equipo cordobés tenía ante sí un desafío de lo más atractivo. A falta de dos jornadas dependía de sí mismo para conseguir la tercera plaza del grupo y, con ella, el billete para el grupo de ascenso. El plan se le torció de mala manera porque no consiguió la victoria ante el CAM Enrique Soler Melilla y porque su adversario directo, el Andújar, se impuso por un punto y en el último segundo en la pista del Coín. Una combinación diabólica que saca a los de Rafa Sanz de la tercera plaza en beneficio de los iliturgitanos, que tienen mejor basket average. Queda una jornada más, la última. El Bball está bailando sobre el alambre: necesita gana en la pista del Vélez y que el Andújar no lo haga en su pabellón ante el líder Medacbasket. No se va a rendir fácilmente.

Ante el CAM Enrique Soler de Melilla no bajó los brazos. Ése fue su principal mérito. A base de defensa y con el factor diferencial de Cheick Conde logró reconducir una situación que se le puso fea muy pronto. Todo empezó de modo plácido: 6-0. Aunque se detectó un nerviosismo general y se vio a José Antonio Medina, su principal surtidor de puntos junto a Cheick, menos fino de lo habitual (hizo un 2 de 9 en triples). El portuense se vació en la cancha y, de hecho, su entrega resultó inspiradora para el resto de compañeros. A los más jóvenes les pesó la responsabilidad y el Melilla, con gente más veterana, supo jugar sus bazas con un estilo más lento y físico.

Tras un parcial de 3-16 para el Melilla, el panorama se alteró. El primer cuarto terminó con 12-20 y sensaciones raras en el ambiente. Al Bball no le entraban los tiros de fuera, pero también coleccionó un buen catálogo de canastas erradas debajo del aro. Capturó el equipo cordobés 21 rebotes en ataque, pero esas segundas opciones apenas tuvieron trascendencia en el marcador. El Bball dominó en los rechaces, pero el CAM Melilla fue más listo para controlar el partido. Siempre fue por delante en el marcador. Al intermedio se marchó con 25-36.

Tras la arenga de Sanz en el descanso, el Bball empezó a reaccionar y a acercarse. Todos se afanaron en la defensa, la única vía para ganarse una opción ante la mala tarde generalizada en ataque. Con un esfuerzo brutal y el aliento del público, que se identificó con la lucha de los jugadores, el Bball consiguió empatar el partido (54-54) a falta de 3:26 para el final. Vista Alegre ardía en esos instantes. Desde entonces, una romería de errores por ambos lados. Mayor en el del equipo cordobés, que no hizo un solo punto y perdió un balón decisivo a falta de 20 segundos y con dos abajo. Las cuentas siguen latiendo. Habrá que rehacerlas y esperar un golpe de suerte.

FICHA TÉCNICA

BBALL CÓRDOBA, 54 (12+13+14+15): Arturo López (6), Adolfo Vega (5), José Antonio Medina (10), Ángel López (-), Cheick Conde (20) -cinco inicial-, José María Gutiérrez (-), Carlos García (3), Matt Devine (10) y Rafa Blanco (-).

CAM ENRIQUE SOLER, 58 (20+16+10+12): Álvaro García (14), Daniel Terrón (3), José Martínez (11), Damon Sherman (11), Kyle Robbins (8) -cinco inicial-, Jorge Rodríguez (4), Octavio Cabrera (1), Miguel Ramírez (2) y José Carrasco (4).

ÁRBITROS: Castillo y Grande. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la jornada 13, penúltima de la fase regular en el Grupo D de la Liga EBA, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante 1.200 espectadores.

Etiquetas
stats