Crónica

El Cajasur CBM se deshace ante el Barça B

Aitor Gómez, en el duelo con el Barça B | TONI BLANCO

0

Una nueva oportunidad para demostrar el verdadero potencial que tiene la plantilla y sentar las bases para una próxima temporada que se antoja ilusionante. La Covid-19 ha hecho que las competiciones deportivas sean cambiadas de principio a fin. En lo que respecta a este deporte, la Real Federación Española de Balonmano permutó los formatos y la presente campaña hacía ver a los clubes que debían mantener la regularidad en los resultados si querían conseguir los objetivos propuestos. Por ello, el Cajasur CBM quería mantener la categoría ya sea por la vía rápida o por una segunda fase de infarto. Sin embargo, los chicos dirigidos por Jesús Escribano realizaron una primera parte de temporada magnífica, asegurándose su plaza en la División de Honor Plata y con la ilusión de pelear por ascender a la Liga Sacyr Asobal. En cambio, los granates, muy mermados por las lesiones, no han tenido la continuidad necesaria en el nuevo subgrupo y recibían a un gallito de la categoría. El Barcelona B visitaba la Instalación Municipal de Fátima con la intención de encadenar su segundo triunfo después de cosechar tres derrotas consecutivas que le hicieron bajar hasta la cuarta plaza.

Y es que el partido arrancó con la tónica esperada. El conjunto blaugrana dominó el encuentro desde el minuto uno, siendo contundente en área propia y lúcido de cara a puerta. Por ello, el Barcelona B logró una ventaja importante en los diez primeros minutos del partido, distanciando en cuatro goles a un Cajasur CBM que quería poner una marcha más sobre la pista de la Instalación Deportiva Municipal de Fátima y parecía lograrlo en el ecuador de la primera mitad, consiguiendo que el marcador dictase una superioridad mínima visitante. Aun así, los chicos dirigidos por Roi Sánchez estaban gestionando en todo momento la renta cosechada en los primeros instantes y tenían la intención de sentenciar el partido antes del paso por vestuarios. Tanto fue así que el Barcelona B volvió a imponer su dominio a base de un juego rápido y eléctrico, consiguiendo irse al descanso con una ventaja de cinco goles en el luminoso cordobés, distancia muy difícil de salvar visto el rendimiento de los dos equipos a lo largo de los treinta primeros minutos.

La vuelta de vestuarios no cambió el devenir del partido e incluso lo acrecentó aún más. El Barcelona B, en vez de calmar un poco las aguas, fue decidido a sentenciar la contienda lo antes posible merced al buen acierto de Oriol Zarzuela, David Roca, Arnau Fernández y Diego Cadelo. Unos jugadores que, en el ecuador de la segunda mitad, ya sumaban 20 goles entre los cuatro. Una cifra que, unido al potencial defensivo que estaba demostrando el plantel blaugrana, hacía muy difícil que llegara la reacción granate en la pista cordobesa. Aun así, los pupilos dirigidos por Jesús Escribano seguían luchando, como de costumbre. A pesar de que la ventaja se iba acrecentando con el paso de los minutos, el Cajasur CBM miraba al arco visitante con las mismas ganas que en el inicio del encuentro. Sin embargo, los resultados no terminan de llegar y restan tan solo dos jornadas para sumar al menos una victoria en esta segunda parte de la temporada. Aún con todo, el cuadro cordobés consiguió su objetivo durante la primera fase y esto solo es un premio al trabajo previo realizado.

Etiquetas
Publicado el
15 de mayo de 2021 - 21:03 h