Juanlu Moyano rescata el triunfo de Vizcaya

Lance un duelo del CBM en Fátima.

0

Aunque los merecimientos son algo relativos en los deportes de equipo, cierto es que la lógica y la realidad acaban cayendo por su propio peso, con la clara representación del marcador como argumento. El Cajasur CBM, a pesar de que los puntos ya no le eran relevantes de cara a la fase de ascenso a Asobal, combatió de manera guadianesca y consiguió un triunfo en la última jugada del encuentro por medio de Juanlu Moyano, peso pesado en el vestuario que aportó 4 goles en el choque. Aun así, el mal sabor de boca lo deja la fragilidad defensiva mostrada sobre el parqué de Trapagarán, cuyo equipo local batalló hasta el final por conseguir el ansiado primer y único triunfo de la campaña.

El inicio fue de cara para los vizcaínos, que salieron con una intensidad igualada con la efectividad de los cordobeses. Era el momento para los menos habituales y jugadores como Vicente González, Figueredo o Sean Corning tomaran protagonismo en la rotación principal y dieran argumentos a Jesús Escribano para que acumularan más minutos de juego en el futuro. El propio Jeremy Figueredo, de hecho, fue la referencia ofensiva con entradas por la zona central, sobre todo, en la primera mitad, algo que le permitió acumular seis tantos en su haber. Aun así, el cuadro vasco, colista del grupo B, mostró honor y carácter, siendo un equipo que no se jugaba nada en cuanto a clasificación y que percutía con facilidad la portería de Vicente González. En el segundo tramo de la primera mitad, el Cajasur CBM se encontraba espeso en ataque y no terminaba por encontrar los huecos en la defensa vasca, algo que provocó que se fueran por detrás en el marcador al tiempo de descanso.

Tras la reanudación, se observó un atisbo de reacción cordobesa pero sin mucho recorrido en primeros minutos, aunque con mejores sensaciones que en la primera parte. El Trapagarán, mientras tanto, estaba en su incansable e infructífera causa de conseguir la primera victoria del curso, algo que no pudieron hacer en sus 17 partidos de liga y que no pudieron llegar a culminar finalmente. La escuadra de Valle de Trápaga aprovechó la poca tensión y agresividad de los califas en defensa, aunque las ocasiones que consiguieron transformar los de Jesús Escribano hicieron que igualara la contienda a pocos minutos del final. Las intervenciones de Vicente González, guardameta chileno que gozó de minutos de importancia, fueron para evitar que el Trapagarán se pusiera por delante, aumentara la diferencia en el marcador y que su equipo llegara vivo al final. Así pues, Juanlu Moyano, con un potente disparo con su brazo derecho, marcó a un segundo del final y puso el broche de oro para una temporada que, ya conseguida la permanencia, promete ser arduo pero para disfrutar del camino.

Etiquetas
Publicado el
27 de febrero de 2021 - 20:35 h
stats