Siete lustros de librerías de viejo en Córdoba

Téllez y Sardá en la 35 Feria del Libro Antiguo
La Feria del Libro Antiguo de Córdoba cumple 35 años ofreciendo sorpresas y pequeñas joyas editadas a los lectores

Al terminar la dictadura de Franco, un nuevo espíritu cultural ocupó los pulmones de la gente. Ese soplo de aire renovado hizo que, en Barcelona, un grupo de libreros de viejo quisieran trasladar al resto del país una feria que llevaba años celebrándose en la capital catalana: la Feria del Libro Antiguo.

Rosa Sardá, del Grupo de Libreros de Lance, es una de las libreras barcelonesas que, recogiendo el testigo de la cita matriz catalana, fue prendiendo la mecha de otras muchas por España. "Soy hija y nieta de libreros y esta tradición que existe en Barcelona, quisimos trasladarla", contaba esta mañana.

De esta forma, se animaron a impulsar un circuito de ferias de publicaciones alejadas de las novedades. En ese contexto fue como estos profesionales, entre los que se encontraba Sardá, llegaron a Córdoba para, de la mano del Ayuntamiento, impulsar la primera feria en 1980.

Tal vez no todos apostaran, hace 35 años, por la permanencia de esta cita pero aquí sigue puntual. Y desde hoy vuelve a abrir sus puertas en el bulevar del Gran Capitán durante dos semanas. "Se ha convertido en una de las ferias más estables y no importa que en el Ayuntamiento gobiernen unos u otros", señalaba esta mañana poco antes de la inauguración, mientras esperaba a la concejala de Cultura, Mar Téllez. Para la edil, es su primera vez como cargo público municipal en este acto. Junto al Grupo de Libreros de Lance organizan este evento el Gremio de Libreros de Antiguo y de Ocasión.

Hasta el 15 de noviembre, 13 librerías de viejo españolas ofrecen ejemplares de todo tipo a los curiosos que se asoman a sus mostradores. De 10:30 a 14:00 y de 17:00 a 21:30. La feria cuenta con una serie de actividades destinadas a los más pequeños para fomentar los hábitos de lectura y la curiosidad por los libros.

Etiquetas
stats