Pues resulta que al final Almodóvar no es Roca Casterly... ¡Es Altojardín!

Altojardín o Almodóvar, según gusten, al fondo sobre la montaña.

Lo que acabas de leer, amigo devorador de series y de libros. Resulta que al final, el muy cordobés -y mucho cordobés, que diría el presidente del Gobierno- Castillo de Almodóvar no es Roca Casterly... ¡Es Altojardín! ¿Cómo te quedas? Muerto, ¿verdad? Pues nosotros también. Que vaya matraca con que era Roca Casterly. Pues no. Es Altojardín. ¿Lo repetimos? Alto-Jardín. Altojardín.

Para los neófitos del tema -como el que suscribe- surge una primera y básica pregunta ¿Y qué demonios es Altojardín? Pues es el asentamiento de la casa Tyrell, una de las familias enfrascadas en esta eterna lucha a muerte por el poder en un mundo imaginario lleno de mala leche, sexo y dragones; un trasunto de la Inglaterra de la Guerra de las Dos Rosas con una pizca de magia y un invierno tela de largo siempre en el horizonte y siempre acercándose.

El Juego de Tronos más cordobés se emite desde el 17 de julio a través de Movistar Plus y HBO. Hasta ahora, el segundo solía estrenar cada temporada de Juego de Tronos en primavera. Pero como el invierno ya ha llegado, las necesidades del rodaje hicieron que éste se retrasara para adaptarse a las condiciones climáticas. Y también el montaje de una temporada que tiene solo siete capítulos (a diferencia de los diez habituales). Pero no desfallezcas: habrá octava temporada.

No es la primera vez que Córdoba sale en los planos de la serie. Ya ocurrió en temporadas anteriores, cuando el Puente Romano de Córdoba apareció convertido en Volantis. Ahora, los productores han convertido en Castillo de Almodóvar en un puesto clave donde se produce una gran batalla, por descubrir en el estreno de esta séptima temporada.

Etiquetas
stats