ENTREVISTA

Poesía tras el desastre: “Ha cambiado mucho la forma de relacionarse”

María Berral presenta su libro 'Camino al desastre'

Por muy universal que sea el amor como tema, no esta exento de sufrir mutaciones con el paso del tiempo. La poesía, un género ligado al amor y al desamor, es quizá uno de los que mejor cuenta cómo es ese proceso tan creativo y tan destructivo que empieza cuando termina una relación. Ese Camino al desastre, que es como convenientemente ha titulado la periodista (colaboradora de Cordópolis) y poeta María Berral (Puente Genil, 1997) su primer poemario.

Un libro publicado en la editorial Adarve y que comenzó a escribirse hace más de un año, tras una ruptura cuyos efectos convirtió en negro sobre blanco. “El desamor es un sentimiento muy común y que inspira a muchos escritores. Es algo que todo el mundo ha vivido y, sencillamente, una situación que me llevó a escribir a diario”, relata la autora sobre una obra que comenzó a cobrar forma de manera natural.

Al principio, recuerda, eran poemas de verso libre que iba almacenando sin más. Pero poco a poco cada pieza iba reconstruyendo un espejo en el que mirarse. En la contraportada, la autora alude precisamente a ese cristal que, aunque roto, es capaz de prender una llama, encenderlo todo, destruir creando.

En su caso, todo ese proceso de duelo desembocó en una nueva imagen a la que mirar en el espejo. Berral lo resume con dos palabras: Amor propio. “Fijarse a una misma como la prioridad”, especifica la poeta, que considera que “el amor en pareja pasa por el amor a una misma”.

El amor en pareja pasa por el amor a una misma

Así que, la María que comenzó a escribir no es la misma que se ha lanzado a publicar sus poemas. Camino al desastre pasó por algunas bandejas de entrada y finalmente fue la editorial Adarve la que apostó por un manuscrito que ha acabado incluyendo tres ilustraciones de la artista Blanca Duque (autora también del dibujo de portada).

Influenciado por la poesía de autoras de éxito como Loreto Sesma, Berral reconoce que la escritura le ha servido “como terapia” en un proceso en el que le resultaba más sencillo comunicarse con el folio en blanco que con su círculo más cercano. Todo ello, añade, en un marco generacional, en tiempos de redes sociales y matchs, el que el amor y la forma de relacionarse, parece haber entrado en una nueva fase.

“Entre la gente de mi generación, poca gente cree en el amor. Ha cambiado mucho la forma de relacionarse y se piensa en la pareja de forma esporádica no como algo de futuro. A veces percibo incluso rechazo”, reflexiona la autora, que apunta que, a título personal, sin estar cerrada a nada, no tiene al amor entre sus prioridades.

Lo más inmediato, de hecho, será presentar en Córdoba el libro. La autora estará recitando algunos poemas este mismo sábado a las 19:30 en La República de las Letras. Será el último paso de ese Camino al desastre en el que tanto ha puesto de sí misma.

Etiquetas
stats