La historia del primer guitarrista profesional chino que estudió en el Conservatorio de Córdoba

Can Wang, con su guitarra flamenca.

De estudiar Ecología en China y tener distintas ofertas de trabajo a la vuelta de la esquina, a plantearse un cambio de vida de lo más radical. Can Wang conoció el sabor de la música flamenca gracias a Paco de Lucía, un hecho que no pasaría desapercibido para el futuro guitarrista ya que este sería el primer hito en la vida del que ahora es un artista que comenzó a fraguarse en Andalucía.

Cuando su vida ya se había visto interrumpida por la magia del flamenco y por el disco Cositas Buenas, comenzó a descubrir este arte a manos del maestro residente en Pekín Alberto Cuéllar, unos inicios en su país que le alentaron a conocer más. Can Wang no dudó en hacer las maletas y dirigirse a la cuna del flamenco: España. Tras pasar unas minivacaciones en la Península, la idea de escoger el país como primera residencia fue casi inmediata. Además de la curiosidad por la música, el joven Can Wang destacó por la rapidez con la que aprendió castellano en solo dos meses.

En 2022, ocho años después y con una carrera de conservatorio recién salida del horno, Can Wang carga con diferentes proyectos a sus espaldas y de gran relevancia artística aquí y en su país. Después de pasar un cuarto de su vida en España, Can Wang, el primer guitarrista profesional de China, describe para Cordópolis esta etapa como “los años más felices de mi vida”. Ya como maestro del flamenco, ha podido regalar su arte en el teatro Lope de Vega de Sevilla, donde tuvo la oportunidad de homenajear a Manolo Sanlúcar junto a otros artistas. Fue, así, el primer guitarrista de China en tocar en el teatro sevillano.

Vida y estudios en Córdoba

Aunque reside en Sevilla, ha pasado dos años viviendo en Córdoba y otros dos viajando constantemente a ella debido a que estaba terminando su carrera en el Conservatorio Superior de Música Rafael Orozco. El artista también posee un máster en Análisis e Investigación del Flamenco, esta vez en la Universidad de Cádiz.

Durante sus años en Córdoba, atraído no solo por los grandes monumentos de los que disfruta esta ciudad, tuvo la oportunidad de disfrutar de esa esencia histórica que desprende, como relata, además de su amor por la gastronomía local.

Los proyectos que rodean a Can Wang son bastantes numerosos y de costoso trabajo. Ya hace un tiempo puso un marcha una web denominada Flamenco-China, una página que hace de puente entre este arte y su país al que lleva algunos años sin visitar. Además, la web posee distintos cursos de formación y noticias, entre otras cosas. Aunque su proyecto por excelencia es su disco, un trabajo que lleva su tiempo pero que apuesta tener mucho reconocimiento en este espacio y que corre a cargo de su discográfica Airmusic Spain.

“Este era mi sueño cuando tenía 23 años y ahora se está cumpliendo”, dice el primer chino en convertirse en guitarrista flamenco profesional. 

Etiquetas
stats