Música y danza del siglo XIX para un Gran Teatro del siglo XXI

Ballet de Víctor Ullate en el Gran Teatro | MADERO CUBERO

Cuando el Gran Teatro abrió sus puertas por primera vez en 1873, la ópera Carmen aún no se había estrenado en París. Tardaría dos años en ver la luz en París la obra maestra de Bizet. Este viernes, el Ballet de Víctor Ullate, acompañado de la Orquesta de Córdoba, han puesto la danza y la música para dar la bienvenida al siglo XXI al Gran Teatro de Córdoba en un formidable espectáculo.

El gran espacio escénico de la ciudad ha estado con el telón echado desde febrero. Desde entonces y hasta este viernes, el Gran Teatro se ha convertido en un espacio para todo el mundo. Ahora, por primera vez desde el siglo XIX, todos los ciudadanos pueden entrar y disfrutar de su programación. Hasta ahora, aquellos que iban en silla de ruedas no podían hacerlo. O no tenían un espacio adecuado para disfrutarlo.

Por eso el ballet de Víctor Ullate y esa ópera tienen tanta importancia para este espacio. Lucía Lacarra y Josué Ullate han sido los encargados de dar vida a Carmen y Don José. Martina Giuffrida junto a Cristian Oliveri encarnarán a los protagonistas este sábado. Más de un siglo después se su estreno, esta nueva propuesta de danza ha querido alejarse de los tópicos y lugares comunes para adentrarse en la esencia de la historia y arrojar nueva luz sobre uno de los personajes de ficción más poliédricos: Carmen.

Para ello ha sido necesario una actualización, la recreación de un espacio alejado de todo costumbrismo, eliminando las barreras temporales entre el espectador y los protagonistas, y una revisión, pues era preciso infundir una mirada nueva y audaz, pero absolutamente respetuosa con la esencia de la historia, que tiene más de un siglo, pero que se ofrece desde una nueva mirada: contemporánea, vanguardista y rompedora, una visión actualizada del mito de la mujer fatal.

Etiquetas
stats