Morales Tejero se exhibe en el Bellas Artes

.
Las obras de los escultores Juan Zafra y José Manuel Belmonte engrosarán próximamente las salas de arte contemporáneo de la institución

José Morales Tejero ya tiene obra en el Museo de Bellas Artes. El pintor de Palma de Río (1933) que sigue produciendo obra en su residencia permanente de Marbella, ha cedido por un plazo de cinco años 536, una pieza incluida en su etapa de abstracción iniciada a principios de los ochenta, tras su oscuro realismo crítico de la época franquista.

La numeración es una constante en la catalogación de sus obras desde que comenzó a hacerlo a finales de los años noventa, ha señalado este martes su hijo y gestor de la colección, Félix Morales López. Según recoge una nota de prensa ofrecida, esta forma de contar los cuadros es una suerte de crítica a cómo las personas terminan siendo meros números para muchos organismos.

536 pertenece a una etapa que, a ojos del director del Museo de Bellas Artes, José María Palencia, prima un mayor optimismo en la creatividad del artista. La parte inferior contiene elementos casi mecánicos mientras que en la superior, una paloma de la paz abstracta lleva la idea de libertad. Un estilo muy distinto al que había caracterizado la obra Morales años atrás. El palmeño se formó en la Escuela de Artes y Oficios y se le consideró vinculado a la llamada Joven Escuela Sevillana.

En los cincuenta se integró en una corriente matérica apegada a la abstracción que desembocará en la siguiente década en un un realismo de honda crítica social cercana al expresionismo y el surrealismo. Hasta que la llegada de la democracia le devolvió el uso de la luz y el color en los que sigue inmerso.

Por otro lado, el director del Museo ha avanzado que la muestra de arte contemporánea, en la que se incluye la obra cedida de Morales Tejero, va a crecer con piezas de dos escultores. Por un lado, Juan Zafra, que está realizando una obra que encaje en el espacio de la pinacoteca, y Juan Manuel Belmonte, un creador varias de cuyas piezas salpican las calles de Córdoba “y que ya tiene una producción suficiente como para estar presente en el museo”, señala Palencia.

Además, el día 27 de este mes el museo va a a recibir para su exhibición temporal un cuadro muy especial. Se trata de un retrato de Rafael Botí, incluido en los fondos del Museo de Huelva y que hasta hace poco no se sabía a quién representaba. “La obra es de José Dabrio y una vez que ya sabemos que es un retrato de Rafael Botí vamos a aprovechar el motivo de la apertura del centro de arte que lleva su nombre para exponerla temporalmente en Córdoba”, termina el director del Bellas Artes.

Etiquetas
stats