La junta de la Carnavalesca defiende su legitimidad

Alfonso González, a la izquierda, presidente de la Carnavalesca. | RAFA ÁVALOS
La directiva de la asociación niega continuidad respecto de la anterior y anuncia que contratará una auditoría externa de sus cuentas | El equipo de gobierno del organismo apoya a su presidente, Alfonso González, y rechaza su dimisión

La crisis que se vive de un tiempo a esta parte en el Carnaval de Córdoba continúa. Más si cabe después de que el pasado viernes varias agrupaciones y algunos autores anunciaran de manera conjunta que no participarán de ahora en adelante en las actividades organizadas por la Asociación Carnavalesca (ACC). Un comunicado en el que se apuntaba a diversas irregularidades en la gestión del organismo por parte de la anterior junta directiva, consideraba que la actual, elegida el 19 de junio, conlleva "un proyecto continuista" y exigía una auditoría externa. Pues bien, en la jornada del lunes el nuevo órgano de gobierno de la asociación ofreció respuesta, toda vez que confirmó en la presidencia a Alfonso González, que encabezó la lista ganadora en los comicios y días atrás había presentado su renuncia.

A través de un comunicado, la ACC señala que su actual junta "no la componen miembros de las juntas responsables de los hechos que se enumeran" en el citado texto del viernes, con la salvedad de su presidente, Alfonso González. En ese sentido, apunta que el otro candidato en los comicios de junio, Juan Jesús Muñoz Suso, y otro integrante de su lista, Francisco Blázquez Maestro, "han formado parte de los distintos equipos a los que se atribuyen las acusaciones". "Todos esos miembros de las candidaturas, como los restantes, conocen y saben perfectamente que la gestión económica de la ACC competía a Antonio Navajas (Pelos, anterior presidente) y a su tesorero. De ahí que no entendamos el empecinamiento en tratar de vincular en dicha gestión económica a Alfonso González", indica la nota de la asociación, que se puede leer de manera íntegra en su perfil de Facebook.

La ACC expone además que "en vista de la coacción y de la imposibilidad de poder trabajar y subsanar los problemas que le plantean", Alfonso González presentó la dimisión a su junta directiva. Una renuncia que no fue aceptada. El actual presidente de la asociación expresó en una carta muy personal su deseo de obtener una mínima confianza para llevar a cabo su gestión. "Sólo pido, dentro de lo posible, que me den la oportunidad de trabajar, de demostrar, y que dejen de ir a lo personal. […] Que se comunique con esta nueva directiva, que tiene ilusión y ganas de hacer bien las cosas y que critique constructivamente. Pero, por favor, que no pongan en mi persona ni cosas ni hechos, que el que me conoce de verdad, sabe que son falsos", concluye el escrito del máximo dirigente de la asociación.

En cuanto a la auditoría externa solicitada, la ACC reitera su intención de realizarla "en cuanto sea posible", con el fin de "determinar con detalle la situación económica actual" del organismo. De hecho, ésta fue aprobada en reunión de la junta el pasado jueves -antes del anuncio de agrupaciones y autores- para los años 2015 y 2016, tal y como queda recogido en el acta, hecho público en la web oficial del organismo. "Estamos en trámite con el auditor José Miguel Crespín García y no sabemos todavía son cuáles son las cantidades", agrega el texto acerca del coste de esa actuación, que atenderá otros ejercicios económicos con posterioridad. Por otro lado, en relación al "resto de acusaciones vertidas", asegura la asociación sumarse "a la preocupación de que no vuelvan a repetirse (los hechos)". "Exigiremos las responsabilidades oportunas de aquellas que sean ciertas", agrega el texto.

Etiquetas
stats