Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

ÁLEX GALLEGOS / Redacción Cordópolis

0

Este sábado, el cine de verano Fuenseca ha servido de escenario para el homenaje que vecinos, asociaciones e instituciones debían a Martín Cañuelo, que mantuvo en Córdoba estos históricos recintos y, con su reciente fallecimiento, dejó huérfanos a quienes los disfrutaban. Por eso, el acto de esta jornada ha servido para agradecer el eterno legado que ha dejado en la ciudad.

Impulsado por la asociación Vecinal La Fuenseca, Santa Marina y Orive, que engloba a vecinos de estos citados barrios del Casco Histórico de Córdoba, en los que se sitúan los cines de verano de la ciudad, y por el Ayuntamiento de la capital, el acto ha querido rendir homenaje a quien los recuperó y regentó hasta su fallecimiento el pasado abril. La Asociación Cine Cerano y la plataforma La Filmoteca Se Queda, además de amigos y familiares, se han sumado también al emotivo recuerdo.

El homenaje a Martín Cañuelo ha buscado así resaltar la figura de “ese héroe cívico que salvó los cines de la incuria y los revitalizó, con dedicación, riesgo empresarial y mucho cariño”.

El nombre de Martín Cañuelo ha estado durante las últimas décadas unido a los cines de verano de Córdoba y, especialmente, a la gestión del Coliseo San Andrés, Delicias, Olimpia y Fuenseca. Una tarea que mantuvo hasta el verano de 2022, sosteniendo la tradición, que se remonta casi un siglo, de disfrutar al aire libre, tanto de los estrenos cinematográficos de temporada, como de la proyección de clásicos, así como de otras actividades en unos recintos situados en el casco histórico de la ciudad.

Martín Cañuelo entendía el cine como un hecho patrimonial, digno de conservarse y transmitirse a las generaciones venideras, como lo demuestra su actividad como coleccionista de carteles, material gráfico y películas en 35 milímetros.

Etiquetas
Etiquetas
stats