Un futuro de puteado humor negro

Arnau Taberner con su libro, en la Feria | ÁLVARO CARMONA
El escritor cordobés Arnau Taberner plantea en '¿Y si no podemos?' una España arrasada y expulsada

Como pasa con el Gran Hermano de Orwel, el Partido Popular Socialista siempre ha gobernado. No había nada antes ni habrá nada después. Un partido único en una España distópica y singular. Una España expulsada de Europa y que expulsa a sus territorios del sur del sur. Andalucía independiente. Mísera y puteada. Como el protagonista de ¿Y si no podemos? (Editorial Séneca), la última novela del escritor cordobés, afincado en Suiza, Arnau Taberner. Un futuro negro negrísimo a unos años vista que dibuja un país arrasado donde el neoliberalismo ha enloquecido hasta cotas tan aberrantes como cómicas.

A., el protagonista -cuya inicial no es la única reminiscencia con el absurdo caos ordenado de los personajes de Franz Kafka- termina encerrado en una especie de cárcel -llamada La Institución- en la que tendrá que luchar por conservar hasta sus calzoncillos. Y La Institución el titulo original la novela de Arnau, hasta que en el último momento los editores pensaron que con el caldeado clima político que respira el país, dibujar un círculo morado en la portada e incluir la palabra Podemos podía ser más que interesante. Y así ha quedado la novela que, además, fue presentada por la secretaria general de Podemos en Córdoba, Juana Guerrero.

Arnau vive en Suiza. Y allí terminó de dar forma a un libro que llevaba cociendo en sus sesera desde más o menos 2012. Tres años en los que ha pasado de todo. En los que algunos han visto que su idea ¿descabellada? de unir, a la alemana, a conservadores y socialistas no era tan delirante; un tiempo en el que han surgido nuevos partidos políticos diestra y siniestra; un tiempo en el que la gente no ha dejado de gritar en las plazas, aunque haya quien confíe en que la afonía no tarde en llegar y el caramelo de siempre calme las gargantas y calle las voces.

El escritor insiste: “Quienes me conocen saben cuáles son mis orientaciones políticas pero eso no trasciende al libro. La novela no es ni de izquierdas ni de derechas ni de centro”. La novela es una sátira mordaz y negra muy exagerada que en sus aristas marcadas a veces se toca con aspectos de la actualidad. Y que, según Arnau, puede molestar a algunos. “En esta misma presentación lo hemos visto con alguna renuncia a sentarse en esta mesa. Y bueno, Hacienda ya me ha hecho una revisión. No sé si tendrá algo que ver”.

Etiquetas
stats