El comisario Jesús Alcaide aspira a un premio de los críticos catalanes por 'Pepe Espaliú. Tres tiempos'

Jesús Alcaide | Jesús Ubera

La Associació Catalana de Crítics d’Art (ACCA) ha decidido nominar este año en la categoría de comisariado la exposición Pepe Espaliú. Tres tiempos. Barcelona-L’Hospitalet. 1975-1988-1993, comisariada por el cordobés Jesús Alcaide. El ganador en esta categoría de comisariado, premio al que aspiran cuatro responsables de exposiciones más, se conocerá durante la entrega de premios que tendrá lugar el próximo 2 de Abril en el Auditorio del Macba, en el Raval barcelonés.

La exposición en tres tiempos sobre Espaliú fue inaugurada el 8 de Marzo de 2018 en la sala de exposiciones Tecla Sala de Hospitalet. Se presentaba como una investigación sobre la huella que la obra del artista cordobés había dejado en el contexto artístico catalán en tres momentos clave para la historia de nuestro país.

Para Jesús Alcaide la nominación por parte de sus compañeros de profesión “es ya un verdadero premio”, aunque el comisario cree que no es una nominación “solo al proyecto, sino a la siempre vigente obra de Espaliú”. En palabras del comisario, el reconocimiento a esta muestra “resulta doblemente importante por la necesidad de este proyecto en el contexto artístico de Barcelona”.

Se trata del que fue el primero de otros proyectos que Alcaide realizó en 2018 en torno a la obra de Pepe Espaliú, como Pepe Espaliú. En estos veinticinco años en García Galería,  Pepe Espaliú. Aquí y ahora en el Centro de arte Pepe Espaliú o La imposible verdad. Pepe Espaliú.1987-1993, una recuperación ampliada de los textos escritos por el artista cordobés para reivindicar su poliédrica figura en el 25 aniversario de su muerte.

Pepe Espaliú (Córdoba, 1955 - Madrid, 1993) fue uno de los artistas más destacados de la generación española de los ochenta. Pintor, escultor, dibujante y escritor, desarrolló una obra coherente y significativa relacionada muy estrechamente con la reflexión sobre la propia identidad. A su trabajo se le debe una de las más profundas conceptualizaciones de la vivencia del SIDA, enfermedad responsable de su temprana muerte, con la que dialogó con valentía en el plano artístico y sobre la que produjo algunas de sus obras más importantes.

Esta exposición ha trazado una historia circular sobre la producción de Espaliú 25 años después de su fallecimiento. La muestra cruza de manera cronológica historias que coinciden con su primera exposición individual en 1975 en la Sala Municipal de Exposiciones de l'Hospitalet de Llobregat, en pleno apogeo del arte conceptual en Cataluña, y que acaban con su última exposición individual en 1993.

En un momento de relectura de la historiografía del arte y de la crítica realizadas en nuestro país durante los años ochenta y noventa del siglo XX, la revisión crítica del artista cordobés Pepe Espaliú se hacía más que necesaria al hilo de éstas y otras exposiciones. “No sólo por la importancia que su proyecto creativo tuvo en la construcción del boom del arte español, sino por la manera en que su talante ayuda a ejemplificar, más allá de los paradigmas tejidos por la crítica de aquella época, otros acercamientos que habían sido poco visibles u ocultos”, escribía Alcaide en el texto del catálogo.

Jesús Alcaide (Córdoba, 1977) es crítico de arte y comisario independiente. Desarrolla sus investigaciones y trabajos curatoriales en diferentes territorios de las prácticas artísticas contemporáneas. Entre las exposiciones y proyectos que ha comisariado destacan una veintena de exposiciones nacionales e internacionales. Entre el 2010 y 2011 dirigió el I+Cas . Centro experimental y Tecnológico para la Cultura y las Artes de Sevilla. Entre 2014 y 2016 ha sido co-director del espacio de creación independiente COMBO.

Los finalistas junto a Jesús Alcaide a los premios de la Asociación Catalana de Críticos de Arte (ACCA) son Alexandra Laudo con Una certa foscor; La fotografía creativa a Catalunya (1973-1982) de Cristina Zelich con la colaboración de Pep Rigol; Picasso-Picabia. La pintura en qüestió, de Aurélie Verdier; y Caterina Almirall por El 85 % de la matèria.

Etiquetas
stats