Cierra la librería Títere tras 33 años de actividad

La propietaria de la librería Títere, Hermenegilda Moreno

La librería Títere, el proyecto que abrió en el año 1989 Hermenegilda Moreno con la mirada puesta en la literatura infantil, cerrará sus puertas cuando acabe el mes de junio. La noticia la adelanta Diario Córdoba y la confirma a este periódico Herme, como conocen los clientes de Títere a su propietaria.

Una propietaria que, después de 50 años trabajando en librerías, se ha ganado su retiro. “Mi intención siempre fue la de 'me jubilo y cierro'. Títere siempre fue un proyecto personal, aquí hay gente que viene y no dice Títere, dice Herme”, explica este mujer menuda, amante de los libros y que tuvo ojo para detectar la importancia que iba a tener el mercado infantil y juvenil.

Así es como convirtió a Títere en un refugio lleno de mundos y universos para los más pequeños de la casa. Primero, en la calle Conde de Cárdenas, y desde 1996 en Doce de Octubre. Pero también en la Feria del Libro, en la que Títere no ha faltado ni una sola edición, y en cuyo comité ha estado presente con regularidad Herme.

La propietaria de Títere se confiesa “afortunada” por haber podido dedicar su vida a los libros. “Yo creo que es uno de los trabajos más gratificantes que existen. Yo tuve mucha suerte porque a mí me llevaron a trabajar cuando tenía 15 años, pero es que me llevaron a una librería”, recuerda.

Aquella tienda era la Librería Andalucía. Después estuvo en la Librería Góngora, antes de pasar por Cádiz y, ya en 1989, abrió su propio negocio, una pequeña librería que llamó Títere, para la que no ha encontrado relevo. En este sentido, Herme dice que ha llegado gente a preguntar, si bien no ha habido interés concreto.

“El problema del comercio es que, en el momento en que se enteran del horario y la historia que conlleva ser autónomo, la cosa cambia mucho”, explica la librera, que vaticina para sí misma una jubilación llena de libros pero “solo con lo bonito” de la literatura, sin “balances, sin trimestres de IVA” y sin domingos en la librería cuadrando pedidos.

Etiquetas
stats