Los vecinos denuncian que la incineradora afecta a 25 colegios

FOTO: MADERO CUBERO
Las asociaciones vecinales denuncian el gran impacto de salud de Cosmos

La sombra de la cementera Asland siempre ha estado presente en los barrios de Fátima, Levante y Valdeolleros. Pero la posible reconversión de la industria en una incineradora ha puesto en pie de guerra a los vecinos de la zona desde hace un año. Esta mañana, un grupo ha denunciado el impacto sanitario que tendría la futura factoría de Cosmos en los 1.500 metros de radio que le rodea, donde se emplazan 25 centros educativos y deportivos de la ciudad.

“Vamos a solicitar que se realice un estudio sanitario de la zona de Fátima, Valdeolleros y Levante para evaluar cómo impactaría esta industria en la salud de los vecinos”, ha explicado Jesús Padilla, portavoz de la plataforma Aire Limpio, que incluye a 26 colectivos integrados en asociaciones vecinales, de padres de alumnos y grupos ecologistas.

La plataforma sigue una nueva campaña de movilizaciones desde el mes de septiembre. Entonces se centraron en el Distrito Norte de la ciudad, incluyendo a colectivos del 15M y asociaciones vecinales. En la segunda quincena del mes pasado siguieron los contactos con colectivos del centro de Córdoba. “Y en octubre nos vamos a centrar en hacer visible el problema que venimos denunciando. Queremos traer aquí a los vecinos para que vean de lo que estamos hablando y esperamos que venga también el alcalde de la ciudad”, continuó Padilla.

El portavoz ha criticado que el ayuntamiento haya paralizado la comisión de información creada para dar cuenta de los avances en la futura implantación de la incineradora. “No ha habido información ni nada de nada. No se nos ha vuelto a convocar desde la primera sesión”, señala Padilla.

Sobre este asunto, el portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, ha asegurado que el Consistorio tiene previsto convocar en “una o dos semanas” al grupo de trabajo que se constituyó en junio para que se conozca ya el contenido de los informes solicitados sobre la cementera, informa Alfonso Alba. “En esa reunión los colectivos recibirán toda la información adecuada y veremos qué medidas se pueden tomar”, agregó el concejal.

Torrico aseguró además que la autorización de explotación al grupo Cosmos fue firmada en el año 2007 por la Junta de Andalucía. Por eso, “y a partir de ahí, el Ayuntamiento emitirá los informes que le correspondan, informativos o negativos, como no podría ser de otra manera”. Padilla pide abiertamente al Ayuntamiento que prohíba la conversión de la cementera en incineradora. “No nos oponemos a que siga la actual actividad, pero sí a que se convierta en algo que puede afectar a muchos vecinos”.

Los colectivos de oposición a la industria van a organizar una exposición que recuerden las movilizaciones que ya protagonizaron en 2007 para frenar los planes de Cosmos y que lograron la paralización del proyecto. “En ese momento el partido que hoy gobierna la ciudad, nos apoyó. Esperamos que ahora haga lo mismo”, terminó el portavoz vecinal.

Etiquetas
stats