Urbanismo otorga licencia para adaptar el local del futuro Aldi en Claudio Marcelo

Local donde se ubicará un supermercado Aldi en la calle Claudio Marcelo | ÁLEX GALLEGOS

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba ha otorgado licenci para las obras de reforma y adaptación del local que ocupó en su día la firma C&A en la calle Claudio Marcelo, donde ahora abrirá un supermercado Aldi.

Así lo ha anunciado este sábado el presidente de la GMU, Salvador Fuentes, quien ha señalado que la apertura de este supermercado “va a llenar de contenido ese edificio” que se encontraba vacío desde hace años en una de las principales calle del centro comercial de la ciudad.

Con ello, según Fuentes, “se reflota” el comercio de alimentación en la zona del centro y casco histórico. Aldi solicitó la licencia de obra hace casi un año, en julio de 2019, y cuenta con un presupuesto de 1.277.321,59 euros para las obras de adaptación y reforma del local. La compañía tiene un año para poder iniciar las obras y hasta tres años para concluirlas.

El proyecto para abrir el supermercado Aldi en la calle Claudio Marcelo ha tenido que contar también con la luz verde de la Consejería de Cultura, ya que el edificio -construido en 1925- forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba, con una protección especial. Cultura aprobó en abril el proyecto de reforma y adecuación del local - que da a Claudio Marcelo, 19  y a la calle Duque de Hornachuelos, 10-.

Las obras afectarán fundamentalmente al interior del edificio, manteniéndose la fachada que proviene del diseño original del inmueble. El edificio forma parte del entorno de protección de la Capilla del Instituto Luis de Góngora, antiguo Real Colegio de la Asunción, declarada monumento histórico artístico de carácter nacional por Real Decreto 1400/1982 de 30 de abril; hoy Bien de Interés Cultural.

Dos plantas de supermercado

Cultura sí estableció que la compañía alemana de supermercados Aldi controle “la contaminación visual” que pudiera provocar la maquinaria de climatización, por lo que la empresa deberá ajustar los dos recintos situados en la azotea a las dimensiones de la nueva maquinaria. Tendrá, para ello, que utilizar pantallas acústicas de color blanco y las conexiones se resolverán empotradas o bajo conductos también de color blanco.

Según el proyecto, el supermercado se ubicará en la planta baja y en la primera, donde también se construirán algunas dependencias compartimentadas para oficinas, cámaras y zona de personal. Las escaleras mecánicas que aún permanecen en el edificio se eliminarán y serán sustituidas por rampas, también mecánicas, que se colocarán en un lateral del local. Las tres escaleras existentes y el ascensor se mantendrán, añadiendo además un montacargas.

Por otro lado, el sótano se habilitará en parte como almacén y salas de instalaciones y se podrá entrar al supermercado sólo desde la calle Claudio Marcelo mediante accesos que se colocarán en los laterales. La entrada también será una salida de emergencia, misma función que tendrá la comunicación que el edificio tiene con la calle Duque de Hornachuelos.

Etiquetas
stats