Unipost: un mes para encontrar comprador o 65 trabajadores verán su empresa liquidada

Los trabajadores de Unipost en una protesta | TONI BLANCO

Las noticias que no querían escuchar los trabajadores cordobeses de Unipost, en vilo por la situación de la empresa en concurso de acreedores desde el pasado verano, llegan a su  fase más agónica. Un juez ha dado una última oportunidad a la empresa de mensajería para que presente alguna oferta de un comprador, pero si esto no ocurre de aquí al 18 de febrero, la empresa entrará en fase de liquidación.

En Córdoba se encuentran afectados por esta situación los 65 trabajadores de la plantilla que aquí tiene Unipost -2.200 en toda España-, que vienen sufriendo desde hace tiempo la situación de la empresa. Primero, los impagos de nóminas, luego el abono de sus sueldos fraccionados en varios pagos cada mes y, desde que la firma entró en concurso de acreedores y de ella se hizo cargo la administración concursal, un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pendiente de ejecución que pende sobre sus cabezas con un goteo incesante de despidos previsto ante la mala situación financiera de la compañía.

Ahora, se ha dado un paso más. El juez da respuesta a la petición de la administración concursal de solicitar la liquidación de Unipost. Y en el lado más débil se encuentran los trabajadores, cuya esperanza siempre había sido que apareciera un comprador para la firma de mensajería. Es lo que reclaman desde hace meses, con protestas y concentraciones desde octubre pasado y a las que este jueves sumarán una más: los empleados se concentrarán con pancartas en el acto que tiene previsto realizar en Córdoba el secretario general de CCOO, Unai Sordo, para solicitar su intercesión.

Los trabajadores defienden la posibilidad de que sea Correos la compañía que podría estar interesada en hacerse con Unipost e integrarla dentro del operador postal estatal. Pero, para ello, piden que el Ministerio de Hacienda –uno de sus mayores acreedores-, sea flexible con la deuda de 50 millones de euros que Unipost tiene. Solicitarán al secretario general de CCOO que interceda ante el ministro Cristóbal Montoro en este sentido, según ha podido saber este medio.

Es la última esperanza que mantienen las 65 familias que dependen del empleo en Unipost en Córdoba. Mientras se dirime el futuro más que incierto de la empresa, ellos siguen trabajando, pese a que a cada uno de ellos la compañía le debe alrededor de 3.000 euros en nóminas atrasadas desde hace meses que no han podido recuperar.

“O hay comprador o vamos a la liquidación” de Unipost, advertían los representantes de los trabajadores en sus primeras protestas en octubre pasado en Córdoba. Y esa es la situación con la que se encuentran actualmente, a un mes de que venza el plazo para presentar una oferta de compra de la compañía, que pueda salvar sus puestos de trabajo.

Etiquetas
stats