Tráfico baraja limitar a 80 km/h carreteras como la N-432 para evitar accidentes

Acceso a la carretera N-432 desde Córdoba capital | MADERO CUBERO

Solo en agosto, en la carretera N-432 a su paso por la provincia de Córdoba se han producido cuatro accidentes graves. De hecho, el día 15 murió un hombre en un choque entre un vehículo y una moto. Solo en el último mes. La directora general de Tráfico durante el Gobierno de Mariano Rajoy, María Seguí, ha llegado a reconocer que si se hubiera limitado la velocidad a 80 kilómetros por hora en carreteras como esta peligrosa nacional se habrían evitado muchos de estos accidentes mortales.

En el caso de la N-432, la mayoría están directamente relacionados con la velocidad. Y con unas carreteras que tampoco están en las mejores condiciones. Por eso, desde la Dirección General de Tráfico que ahora dirige el socialista Pere Navarro se está sopesando la posibilidad de limitar a 80 kilómetros por hora la velocidad máxima en vías como la N-432, la más peligrosa de toda la provincia, pero no la única en la que se impondría esta prohibición.

Según los cálculos de 2014 de la DGT, bajando la velocidad en las carreteras convencionales a 80 kilómetros por hora al año se hubieran salvado más de 350 vidas. 2014 fue, de hecho, uno de los últimos años en los que bajó la siniestralidad en las carreteras. Desde entonces, no solo por la velocidad sino por el mal estado de las mismas vías han vuelto a crecer los accidentes de tráfico.

Córdoba tiene dos carreteras convencionales especialmente peligrosas: la N-432 entre Badajoz y Granada (es la más larga de toda la provincia) y la N-502, desde el Puerto del Calatraveño hasta Almadén uniendo las principales localidades de Los Pedroches. Ambas estarían limitadas a 80 kilómetros por hora en la propuesta que baraja la DGT.

La propuesta original de la exdirectora de Tráfico, además de reducir la velocidad en las vías convencionales, pasaba por aumentarla en aquellas autovías en buenas condiciones. Sería el caso, por ejemplo, de la Autovía de Málaga (A-45), de reciente construcción y que en la mayoría de sus tramos, según recientes estudios, se podría circular sin riesgo alguno para el tráfico a 130 kilómetros por hora, lo que ahorraría tiempos de viaje aunque aumentaría los gastos en combustible y las emisiones de efecto invernadero.

De momento, todo es una propuesta de Pere Navarro. "Hay que trabajar con la velocidad y seguir insistiendo con drogas y alcohol", ha asegurado Navarro antes de exponer los grandes objetivos de su política de seguridad vial para "homologarnos" a otros países europeos como Francia, que este año ha bajado la velocidad en vías secundarias de 90 a 80 km/h, después de tres años consecutivos de incremento de fallecidos. Con esta medida han logrado bajar en los últimos cuatro meses la siniestralidad, según ha puesto como ejemplo Pere Navarro, que ha ofrecido los cuadros comparativos de la Comisión Europea por países sobre los límites de velocidad o su número de radares.

En el primer asunto, España figura junto con Rumanía, Polonia, Irlanda, Alemania y Austria en el grupo de países que mantienen los 100 km/h en convencionales, mientras que a 90 km/h circulan ya como tope belgas, croatas, griegos, italianos o portugueses y más despacio, a 80 km/h, en Suiza, Noruega, Países Bajos, Malta, Francia, Finlandia o Dinamarca.

Etiquetas
stats