Un tanque de tormentas de 20.000 metros cúbicos evitará vertidos torrenciales al Guadalquivir

.

El Ayuntamiento de Córdoba, a través de la empresa Emacsa, va a invertir unos 10 millones de euros en la construcción de un tanque de tormentas con capacidad para almacenar 20.000 metros cúbicos de aguas, y que evitará el vertido de aguas residuales al Río Guadalquivir y aliviará los colectores en época de lluvias torrenciales.

El proyecto de esta gran infraestructura, que sería la primera de las cinco similares que plantea construir Emacsa en la capital, ha sido presentado este miércoles por el alcalde de Córdoba, José María Bellido; el teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Salvador Fuentes; y el presidente de Emacsa, Ramón Díaz.

Lo han hecho junto a las fuentes del Balcón del Guadalquivir, ubicadas en la proximidad del restaurante El Mirador del Río, y que es la zona bajo la que se construirá este tanque de tormentas, que tendrá una profundidas de 15 metros y ocupará unos 10.000 metros cuadrados.

El tanque está proyectado para que, en caso de lluvias torrenciales, retenga las primeras aguas que llegan los colectores del casco histórico. Esas aguas, que a fuerza estarán llenas de sólidos flotantes y sedimentos, serán bombeadas a un colector marginal a través de una estación de bombeo, que también dirigirá las aguas residuales hacia una depuradora.

De este modo, se evita verter residuos en el río Guadalquivir en la zona sureste, donde convergen varias canalizaciones del centro histórico. Además, la obra también contempla la ampliación de los aliviaderos, para evitar crecidas del río no deseadas.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha destacado que esta solución es muy novedosa, y podrá impedir que se produzcan situaciones como las que provocaron las lluvias el pasado mes de agosto. Salvador Fuentes, por su parte, ha resaltado que habrá otros cuatro tanques de tormentas más, cuya ubicación aún no se ha decidido -se valoran el Jardín Botánico, la zona de Poniente o la llamada O4-. Fuentes calcula que se invertirán unos 100 millones en estas cinco infraestructuras.

La primera de ellas, esta del balcón del Guadalquivir, ya ha iniciado su proceso de licitación. Este proceso contempla unos 9 meses para redactar el proyecto y 20 para ejectutar las obras, con lo que no estará disponible antes de 2022.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2020 - 13:38 h