El sindicato CGT mantiene el llamamiento a la huelga en Renfe durante esta semana

Un tren de Renfe en un túnel ferroviario.

El sindicato CGT mantiene la llamada a la huelga del personal ferroviario de Renfe los días 7 y 11 de noviembre, para exigir la recuperación del poder adquisitivo perdido, poner fin a las discriminaciones profesionales con las dobles y triples escalas establecidas en el anterior convenio colectivo, el aumento del nivel de empleo que ponga fin al paulatino desmantelamiento profesional ferroviario y en defensa del ferrocarril público y social para que el transporte ferroviario se convierte en el medio de transporte preferente en una situación de crisis climática global como la que padecemos.

En un comunicado, CGT ha criticado que “los sindicatos del sistema, UGT y CCOO, junto al sindicato de maquinistas, ”traicionan al colectivo ferroviario empobreciéndoles y perpetuando la discriminación profesional por tiempo de permanencia en las categorías, todo ello mientras llenan portadas en los medios de comunicación del país con un mensaje “salario o conflicto” que se demuestra absolutamente vacío y mentiroso“.

Critica que, mientras el jueves “escenificaban en Madrid una concentración de delegados reclamando salarios acordes al índice del nivel de vida”, el viernes firman un acuerdo de convenio en Renfe en el que “solo en 2022 supone una pérdida de un 3% de poder adquisitivo y una subida salarial prevista para 2023 del 2,5% mientras el IPC adelantado del mes de octubre se ha situado en el 7,3%”.

“Con estos datos solo entre 2022 y 2023 los ferroviarios de RENFE vamos a sufrir un retroceso de en torno al 8% en nuestro nivel de renta”, aseguran desde CGT, que afean que los sindicatos han tomado la decisión de firmar un convenio “sin consultar a la plantilla ni hacer ni una sola asamblea”.

Además, remarcan que los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Transportes “vuelven a ser totalmente abusivos restringiendo el derecho fundamental de huelga de la plantilla”. “Pese a ello, la huelga se va a dejar sentir de un modo importante especialmente en los trenes que son obligación de servicio público como cercanías y media distancia que serán los mas afectados por los recortes horarios en la circulación de trenes volviendo a quedar más protegidos los AVE (trenes que no son obligación de servicio público), algo absolutamente antisocial de la mano del que se autodenomina gobierno más progresista de la historia”, concluyen.

Etiquetas
stats