Planas apuesta por una actividad agraria "más sostenible" en lo ambiental, económico y social

Luis Planas (centro) en la conferencia.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha mostrado este viernes "convencido de que el sector agroalimentario cumplirá con sus compromisos ambientales", dado que "agricultores y ganaderos son los primeros medioambientalistas", y ha expresado "la necesidad de abordar este proceso de una forma equilibrada y con tiempo para adaptarse, con el objetivo de que la actividad agraria sea más sostenible, sin dejar de ser rentable".

Según ha recalcado Planas en la conferencia 'La biodiversidad y la cultura del agua en Andalucía', organizada en Córdoba por la asamblea general de 'Friends of the Countryside', "la agricultura del futuro ha de ser sostenible en sus tres vertientes: ambiental, económica y social", algo que "requiere un esfuerzo y un mayor conocimiento, además de aprovechar la innovación y la digitalización".

Acompañado por la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, el ministro ha reconocido a 'Friends of the Countryside' "el acierto por la elección de Córdoba para la celebración de esta jornada, al tratarse de una provincia que contribuye de manera notable a la producción agroalimentaria de España, con productos de gran calidad como aceite de oliva, cítricos y almendras, además de contar con importantes cooperativas ganaderas y una valiosa superficie de dehesa".

Mientras, ha comentado que "en España, y en concreto en Andalucía, existen magníficos ejemplos de adecuada gestión de la biodiversidad y la cultura del agua". De hecho, "nuestro país cuenta con la mayor superficie de zonas de la Red Natura 2000, con más de 222.000 kilómetros cuadrados, de los que 138.000 son terrestres, el 27% del territorio y cerca del objetivo del 30% de la estrategia europea de Biodiversidad", ha resaltado.

En este contexto, ha señalado "la necesidad de actuar para recuperar la biodiversidad asociada a los espacios agrarios". Para ello, ha apuntado que "las estrategias de 'Biodiversidad' y 'De la granja a la mesa' proponen objetivos muy ambiciosos para el sector agrario, que contará con recursos e inversiones para apoyarles en esta transición hacia una agricultura más sostenible".

Entre esos recursos, Planas ha destacado los apoyos de la Política Agraria Común (PAC), que destinará al menos un 40% de su presupuesto, a actuaciones con fines ambientales y climáticos.

La cultura del agua

Mientras, el ministro ha remarcado que "España es el país de la Unión Europea (UE) con mayor superficie regada y primero del mundo en riego localizado", defendiendo en este caso "el uso eficiente y moderno, aprovechando cada gota de agua, especialmente en Andalucía, ante las medidas que se adoptan y los avisos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG)".

"El regadío es la 'joya de la corona' del sistema agroalimentario español, dado que multiplica por seis la productividad agrícola, aumenta hasta cuatro veces la renta de los agricultores y genera tres veces más empleo", según ha indicado Planas, quien ha declarado que "es un indudable motor de desarrollo para una agricultura productiva y estable ante el variable régimen hídrico del clima mediterráneo".

Así, ha detallado que "para impulsar un regadío más moderno y sostenible, el Gobierno ha puesto en marcha herramientas, entre las que destaca el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que destina más de la mitad del presupuesto gestionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a la modernización de regadíos, con 563 millones de euros de fondos europeos que se convertirán en más de 800 millones de euros de inversión con la aportación privada".

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2021 - 04:18 h
stats