Ategua, la ciudad que cambió la historia de Roma hace 2.057 años y que espera a ser redescubierta

Yacimiento de Ategua.

Este fin de semana se han cumplido 2.057 años de un hecho que ocurrió en lo que hoy es provincia de Córdoba y que cambió la historia de la antigua Roma. Pasó en lo que hoy se conoce como Ategua, que entonces era una enorme ciudad. Por dimensiones, se calcula que en Corduba, capital de la Bética, vivían unas 14.000 personas. En Ategua serían unas 10.000.

La mañana del 19 de febrero del año 45 antes de Cristo, Julio César cruzó el arroyo Montalba para acceder a la ciudad romana de Ategua. Ese día, César sería nombrado Imperator. Ategua se había rendido en la que suponía la penúltima batalla de la Guerra Civil entre César y Pompeyo que cambió el mundo: entre el imperio, que nacía con César, y la República, que moría con Pompeyo. Y fue en Ategua, hace ahora 2.050 años. Y casi nadie se acuerda.

Antes de aquel día, con la Guerra Civil ya prácticamente ganada, César y sus legiones por poco sucumben. Se habían quedado atrapados en el fango de la campiña cordobesa. La lluvia del invierno cordobés había dejado tal barrizal que las legiones se estaban muriendo de hambre. Un mes antes, habían intentado tomar Corduba, una ciudad prácticamente inexpugnable. Y al no conseguirlo se habían dirigido hacia Ategua, en una ruta que cada año repite la Asociación de Amigos de Ategua (este año está previsto que se haga en abril). La ciudad de Ategua era un enorme granero. Había comida suficiente como para que los legionarios no se murieran de inanición. César rindió la ciudad, alimentó a sus legiones y se convirtió en Imperator. Lo que ocurrió después es historia. Ganó la Guerra Civil, arrasó Corduba... y llegaron los idus de marzo.

Hoy, 2.057 años después, Ategua es una ciudad aún por descubrir. El yacimiento apenas se ha excavado, tal y como señala el vicepresidente de la Asociación de Amigos de Ategua, José María Serrano. El colectivo se mantiene activo y sigue trabajando por convertir a Ategua en lo que es, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Andalucía.

Así, se ha conseguido algo clave, una prospección geofísica que ha determinado la superficie exacta de Ategua. De esta manera, se han señalado 76 caminos y 59 manzanas urbanísticas. Las excavaciones de estos últimos años han conseguido localizar el cruce de las calles principales norte-sur con la calle este-oeste, y en ese ángulo se ha descubierto una panadería, un habitáculo con elementos claves como la base de un molino, el horno y la mesa para hacer el pan.

“Queremos que la ciudadanía entienda el yacimiento”, explica. Para ello es fundamental la marcha senderista de Córdoba a Ategua, que nuevamente se ha postergado por la pandemia. “Queremos hacerla en abril”, aunque “no hemos señalado un día”, explica.

Mientras, se trabaja en el arreglo de la vereda. La vía a Ategua forma parte también del Camino Mozárabe, que se está explotando ahora turísticamente. “Ahora se ha arreglado hasta el puente de Ategua. Hemos hecho el siguiente tramo, desde el puente hasta el propio yacimiento”, señala.

“La asociación sigue haciendo cosas. Arreglamos una fuente del siglo XV, que lo adecentamos y lo dejamos todo con cimentación, que es de piedra de época”, señala. Y además, trabaja por que lo hecho no se deshaga. Es el caso de la restauración de uno de los puentes romanos originales de Ategua. El viaducto se quedó tan en perfecto uso que se pusieron unas piedras para que los tractores no lo usaran. Pero esas piedras se retiraron y ahora ha tenido que ser precintado.

La Junta de Andalucía tiene previsto seguir con una inversión anual de casi 80.000 euros, con la que seguir excavando en uno de los lugares más importantes de la historia de Europa Occidental. Aunque no se sepa.

Etiquetas
stats