Los residentes secundan la segunda jornada de huelga

FOTO: MADERO CUBERO
Los médicos en formación calculan que el 90% de los MIR de Córdoba han parado, mientras que Salud reduce la cifra al 77,6%

La huelga indefinida de los Médicos Internos Residentes (MIR) de Andalucía ha cumplido su segunda jornada en Córdoba con un amplio seguimiento. Alrededor del 90%, según los convocantes de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Especialistas Internos Residentes. Por su parte, la Delegación de Salud calcula que el paro ha sido secundado por el 77,6%.

La protesta de los residentes se fundamenta en la precarización de las condiciones laborales y del sistema público sanitario, las escasas salidas de futuro y el fuerte recorte salarial. “Reclamamos una formación especializada digna y de calidad, que se reconozca el trabajo que realizamos en los hospitales, nuestra dignidad como trabajadores y nuestra defensa del sistema público”, señala Pablo Pérez, residente de primer año en la especialidad de Digestivo del Hospital Reina Sofía.

Frente a las puertas de este centro, un nutrido grupo de MIR han protagonizado esta mañana una concentración que se ha desplazado hasta las puertas del edificio de Gobernación -donde en ese momento se encontraba la delegada de Salud, quien se ha comprometido a trasladar las demandas a la Consejería- y, posteriormente la manifestación se ha desplazado al hospital provincial.

Los residentes se quejan de ser la mano de obra barata que sustenta el Sistema Andaluz de Salud. De hecho, el secretario general del Sindicato Médico en Córdoba, José Luis Navas, cree que la huelga va a poner a prueba todo el engranaje asistencial y terminará reflejando “la gran falta de plantilla que realmente existe, ya que se suple todo con los residentes, mucho más baratos”. El sindicato apoya las reivindicaciones de los residentes en todos sus aspectos.

El futuro que aguarda a los médicos especialistas una vez terminen su formación es sombrío. Hace años que no se convocan oposiciones para formar parte del cuerpo de funcionarios especialistas. Por otro lado, el cupo de médicos eventuales se está reduciendo, cerrando una de las puertas laborales más precarias pero realistas. “Ello empuja a dos salidas: o a volver a presentarse al MIR una y otra vez para ir encadenando residencias con tal de trabajar o a ir a la medicina privada o, simplemente, a emigrar”, señala Navas.

La huelga seguirá mañana. “Estamos con la moral muy alta y así seguiremos, hasta que la consejera se reúna con nosotros”, advierte Pablo Pérez. El residente anuncia que van a proseguir las movilizaciones y estudian acciones en la calle para concienciar a los vecinos sobre el sentido de sus protestas.

Etiquetas
stats