Un refugio, un desahucio y una historia de perros

FOTO: MADERO CUBERO
La protectora de animales El Arca de Noé tiene que marcharse de donde está por una denuncia y pide al Ayuntamiento que le dé las llaves del suelo que les cedióSauron y Laika son felices y se nota. No paran de correr alrededor de los desconocidos que acaban de llegar a su albergue. Viven ajenos a todos los problemas que les rodean y sus grandes preocupaciones consisten en comer, dormir y correr. Llegaron tristes, hace años, cuando nadie les quería. Eran perros abandonados, grandes, mestizos. Tenían miedo al ser humano. Hoy ya lo han olvidado. Corren y juegan como dos perros felices. Pero también tienen problemas, aunque ellos no lo saben.Sauron y Laika desconocen que en marzo se tendrán que marchar del idílico entorno de la Sierra de Córdoba en el que viven y que sus más de 30 dueños no saben qué hacer con ellos. Ni con ellos ni con la treintena de perros con los que conviven en el refugio del Arca de Noé, en el corazón de la Sierra de Córdoba. Esta protectora de animales tiene una orden de desalojo que se hará efectiva en marzo. Los vecinos de chalets construidos en una zona no urbanizable de su entorno los han denunciado. Y un juez les ha dado la razón.“Nos queremos ir pero no podemos”, lamenta Ana Belén Rivero, una de las voluntarias del Arca de Noé que una vez en semana sube al refugio para cuidar a la treintena de perros que esperan un hogar. Hace dos años, el Ayuntamiento de Córdoba cedió al Arca de Noé un suelo para que trasladaran sus instalaciones. Esta protectora de animales aceptó y firmó, pero aún no tienen las llaves del suelo y no pueden iniciar el traslado. La fecha del desalojo se acerca y al no tener las llaves de esta parcela (que está vallada) no pueden entrar, tomar medidas y encargar un pequeño proyecto de construcción necesario. Por eso, este martes se manifestaron en el Pleno, y fueron desalojados.Esta misma semana, el Ayuntamiento ya se ha puesto en contacto con el Arca de Noé. Según ha informado el gobierno municipal, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha accedido a que los voluntarios de la protectora puedan visitar la parcela que les fue cedida para tomar “mediciones” y se les ha instado a que presenten un proyecto de construcción.Pero el tiempo apremia. El Arca de Noé, en estos años, se ha convertido en una ONG ahorradora. Ana Belén cuenta que como sabían que el traslado de las instalaciones se tenía que producir de un momento a otro “hemos ido guardando dinero” para la construcción de las nuevas instalaciones. Las actuales se han quedado pequeñas. “Queremos que las casetas de los perros sean más grandes, que tengan más zonas de sombra, que no pasen frío en invierno...”. Un hogar mucho más decente para seguir adelante con un trabajo solidario de más de una década.El trabajo del Arca de Noé es innegable. El año pasado, consiguieron la adopción para 260 perros que estaban totalmente desahuciados, sin hogar y sin nadie que les diera cariño. Gracias a la red de voluntarios con la que cuentan (unos 300 socios), estos perros (y muchos gatos también) son hoy felices. Pero no todos viven en España y es lo más curioso. La mayoría de los perros dados en adopción por el Arca de Noé viven en Alemania, Holanda y Finlandia. “Allí existe una mayor conciencia que aquí”, explica Ana Belén. “Saben los problemas que tenemos con el abandono de perros y antes que nada prefieren adoptar uno y salvarle la vida”. Alemania, Holanda y Finlandia no sólo nos rescatan en lo económico. También rescatan a nuestros perros. FOTO: MADERO CUBERO
La protectora de animales El Arca de Noé tiene que marcharse de donde está por una denuncia y pide al Ayuntamiento que le dé las llaves del suelo que les cedió

este martes se manifestaron en el Pleno

Etiquetas
stats