Ramón Díaz asume las funciones de gerente de Emacsa

Ramón Díaz-Castellanos, a la derecha, en la presentación de los presupuestos. | MADERO CUBERO
El actual coordinador de Hacienda es designado de forma transitoria en un consejo extraordinario convocado en pleno Viernes Santo en el que también se ha decidido modificar los estatutos

En pleno Viernes Santo, el consejo de administración de la empresa municipal de aguas de Córdoba Emacsa se ha reunido para elegir a Ramón Díaz-Castellanos, consejero de la compañía, como nuevo director gerente de la empresa. Díaz-Castellanos seguirá siendo la mano derecha del teniente de alcalde José María Bellido, al frente de la Coordinación Municipal de Hacienda. Díaz-Castellanos sustituye al mando de la empresa a Arturo Gómez, que ha ejercido como gerente en los últimos años (también durante el mandato de IU) y que a partir de ahora pasará a ejercer como subdirector de Emacsa.

El consejo de administración se ha reunido en pleno Viernes Santo después de que el último, el del miércoles, se cerró sin el acuerdo sobre el nuevo organigrama de la empresa, que había planteado el gobierno municipal. El asesor jurídico de Emacsa consideró que no se podía crear la figura de un consejero delegado y de una comisión directiva en Emacsa sin modificar antes los estatutos. Como sobre la marcha no se puede cambiar un orden del día, el alcalde, José Antonio Nieto, que es presidente de Emacsa, convocó a los consejeros 48 horas después, que es lo que establece la ley, es decir, en Viernes Santo.

Ayer, además de nombrar a un nuevo director gerente, el consejo aprobó otro punto relativo a la modificación de estatutos. La intención del gobierno municipal es que la decisión adoptada ayer sea transitoria y en la próxima junta general de la empresa se puedan modificar los estatutos y conseguir así el nombramiento de Díaz-Castellanos como consejero delegado. También la creación de una comisión de dirección, un órgano de gestión que restará protagonismo al propio consejo de administración.

A pesar de ser Viernes Santo, al consejo de Emacsa asistieron todos los miembros electos salvo el del PSOE (aún no puede sentarse Francisco Alcalde en sustitución de Juan Pablo Durán por un problema de plazos). Tanto en el nombramiento de Díaz-Castellanos como en el de la modificación de los estatutos sólo hubo un voto en contra, el de la concejal de IU Carmen Gil. El representante de UCOR Rafael Gómez y de los dos sindicatos se abstuvieron.

La concejal de IU insistió en criticar la decisión y en el consejo el alcalde le reprochó haber leído en prensa la acusación de haber dicho que el nombramiento era la creación de una especie de "comisario político". Carmen Gil argumentó que hasta ahora las modificaciones de los estatutos de las empresas municipales se habían llevado a cabo por consenso.

Etiquetas
stats