Salud eleva la alerta en Montalbán por la presencia de un caso de virus del Nilo

La delegada de Salud, María Jesús Botella.

Europa Press


0

La delegada territorial de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía en Córdoba, María Jesús Botella, ha destacado este miércoles que técnicos de Salud “están ya trabajando con el Ayuntamiento” de Montalbán, en las medidas a adoptar para prevenir y evitar, en la medida de lo posible, nuevos casos positivos del Virus del Nilo Occidental (VNO), como el conocido este martes, de un hombre de 55 años que ingresó el pasado día 5 de octubre con un cuadro clínico compatible con el VNO y que ya ha sido dado de alta por evolución favorable.

Ello ha determinado, según ha explicado Botella en declaraciones a los periodistas, que, en base a lo establecido en el Programa de Vigilancia y Control Integral de Vectores de la Fiebre del Nilo Occidental (FNO), instaurado por la Consejería de Salud y Consumo, Montalbán “pasa a estar en el nivel 5” de riesgo ante el VNO, cuando, “hasta ahora, en la provincia de Córdoba solo teníamos tres municipios que estaban en el nivel 1”, en concreto “Puente Genil, Lucena y Aguilar”. Los distintos niveles señalan a las localidades en las que hay presencia del VNO o riesgo de que lo haya.

La cuestión, según ha precisado Botella, es que la entrada de Montalbán en dicho nivel “conlleva una serie de actuaciones”, a desarrollar “en coordinación entre los técnicos de la Consejería de Salud y del Distrito Sanitario y el Ayuntamiento de Montalbán. De hecho, hoy vamos a tener ya un Comité de Dirección”, en el que habrá “una toma de contacto con el Ayuntamiento”.

Ello no impide, según ha subrayado, que “los técnicos del Distrito Sanitario ya están trabajando esta mañana” con el Consistorio y, “en concreto, con una empresa que el Ayuntamiento de Montalbán nos ha indicado que será la responsable” de llevar a cabo “los trabajos de desinsectación” en las zonas donde puede haber presencia de mosquitos del género Culex, que son los que transmiten la enfermedad de la FNO.

En consecuencia, según ha señalado Botella, “están ya todos los trabajos en marcha, y la colaboración entre Ayuntamiento” y Salud “está ya también encauzada”, pues la delegada, en cuanto tuvo conocimiento este martes del citado caso originado en Montalbán, se puso “en contacto con el alcalde” de la localidad, Miguel Ruz (IU), y se inició la colaboración para afrontar la situación.

De esta forma, se interviene en la zona circunscrita en “un radio de kilómetro y medio en torno al lugar en el que se supone” que se sitúa epidemiológicamente la transmisión del virus a la persona afectada, y se harán actuaciones encaminadas a descartar la existencia de focos de larvas y reducir la población de adultos de mosquitos del género culex, para lo cual el Ayuntamiento contará con el asesoramiento de agentes de salud pública de Salud.

Además se hará una comunicación activa a la población, para que conozcan las medidas de autoprotección para prevenir la picadura de estos mosquitos, que circulan desde el atardecer hasta el amanecer, como son una vestimenta clara que proteja la mayor zona de piel libre, evitar las zonas de mosquitos, sobre todo en las horas citadas, y el uso de repelentes contra mosquitos.

Aun cuando se está finalizando la temporada de mosquitos de este año, las temperaturas cálidas nocturnas pueden favorecer aun la proliferación de este tipo de mosquitos, por lo que no puede considerarse como excepcional la aparición aun de casos en esta época.

Zoonosis

La infección por el VNO es una zoonosis transmitida por mosquitos del género Culex. La enfermedad afecta a países del Sur, Este y Oeste de Europa. El virus se transmite entre las aves a través de la picadura de mosquitos infectados siendo éste su ciclo natural. Los humanos y otros mamíferos pueden infectarse de forma colateral, sin que desde ellos se produzcan nuevas transmisiones.

Alrededor del 80 por ciento de las infecciones por el VNO en humanos son asintomáticas, y la FNO es la presentación clínica más común. Los ancianos y las personas inmunocomprometidas corren un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental (en un uno por ciento de los casos sintomáticos).

Etiquetas
stats