Un 10% menos de agua también para todo el sur de Córdoba por la sequía

Pantano de Iznájar

Todo el sur de la provincia, salvo los municipios del Alto Guadalquivir, tienen desde esta semana un 10% menos del agua habitual en sus depósitos para suministrar a sus ciudadanos. La Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) acaba de activar esta medida que aplica desde hace semanas en las dos comarcas del norte, Los Pedroches y el Valle del Guadiato. La decisión de reducir en un 10% la cantidad de agua que habitualmente se suministra a los depósitos municipales se basa en la sequía y en que los recursos comienzan a escasear, aunque hay diferencias.

Esta situación coincide con una oleada de problemas en Lucena. El pasado 17 de julio, unos trabajos de laboreo en una finca toparon con las tuberías que suministran en alta agua desde Iznájar a Lucena. La avería no fue solventada hasta este pasado 24 de julio. Estas tuberías conectan el embalse con los depósitos reguladores de la Subbética. Los depósitos contaban en los momentos de la avería con poca reserva de agua y eso ha sido lo que ha motivado los cortes de las últimas jornadas. Al quedarse sin agua algunos depósitos de Lucena se ha producido una falta de presión en la red municipal que, a su vez, ha causado nuevas averías, pero ya dentro del municipio. Una especie de tormenta perfecta en un momento con un “elevado consumo”, según han confirmado a este periódico fuentes de Emproacsa. Esta avería también provocó problemas en Puente Genil, aunque en este municipio se pudieron solventar mucho antes.

Pero a medio plazo preocupa la situación general de ausencia de precipitaciones y sequía continuada. En el norte de Córdoba la situación es la más delicada. Sus 80.000 habitantes beben del agua de Sierra Boyera, donde se le está viendo el fondo al embalse. El Gobierno trabaja contrarreloj para poder habilitar una toma de agua en superficie que pueda llevar líquido desde La Colada, donde hay unos 40 hectómetros, hasta Sierra Boyera, donde este jueves quedaban 5,6 hectómetros, una cantidad insuficiente como para llegar a octubre sin cortes del suministro. Ante eso, en la segunda semana de julio Emproacsa decidió reducir un 10% el volumen de agua que suministra a todos los municipios del norte.

Ahora se ha repetido la misma medida a todo el sur de Córdoba, a aquellos pueblos que beben de Iznájar. Pero si la medida en el norte afecta a casi 80.000 habitantes, en el sur son 260.000 personas las que recibirán un 10% menos de agua que antes. Sobre el papel, en Iznájar hay agua de sobra. Es el mayor embalse de Andalucía y este jueves retenía 197 hectómetros cúbicos de agua, un tercio de toda la reserva de la provincia de Córdoba. Pero al ser un embalse tan enorme, tener una cuenca tan agrícola como la del Genil, se da por hecho que 150 hectómetros apenas se pueden aprovechar. El problema está en las altas concentraciones de fertilizantes, la colmatación del propio embalse y que además la toma de agua actual comienza a tener problemas.

Para poder extraer más líquido aprovechable del propio embalse, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) acaba de autorizar unas obras para reforzar esa toma de agua y potenciar su bombeo. También un nuevo sondeo en la zona de Fuente Alhama, en las inmediaciones de Priego de Córdoba, para garantizar el suministro a esta zona de la Subbética, que también comienza a tener problemas.

Es decir, en la práctica, en Iznájar apenas quedan 47 hectómetros cúbicos de agua aprovechable para consumo humano. Cada día, de Iznájar salen unos 55.000 metros cúbicos de agua para abastecer a todos los pueblos del sur de la provincia. Es mucha agua pero de este embalse depende todo el sur de la provincia, salvo los municipios del Alto Guadalquivir.

De momento, esta zona de la provincia de Córdoba, junto a la capital, es la única que se salva de una especie de primeras restricciones (que llegue un 10% menos de agua ya lo es). En este punto, preocupa la situación del embalse de Martín Gonzalo, en Montoro, pero la Confederación también trabaja en unas obras para el bombeo de agua directamente desde el río Guadalquivir.

Etiquetas
stats