Sin primarias: Ambrosio, única aspirante a candidata socialista

Isabel Ambrosio. | MADERO CUBERO
Su único rival, el representante de Izquierda Socialista, Fernando Medina, no ha llegado a presentarse en las sede de la Avenida del Aeropuerto

La delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Isabel Ambrosio, es la única militante del PSOE con aspiraciones a ser candidata a la alcaldía de Córdoba que ha reunido los avales suficientes para presentarse al proceso de primarias abierto por el partido. Su único rival, el representante de Izquierda Socialista, Fernando Medina, se ha reiterado en el último momento y no ha llegado a presentarse en las sede de la Avenida del Aeropuerto antes de las 20.30, momento en que acababa el plazo para acreditar los avales. De esta forma, el proceso de primarias se anula de raíz, al quedar un solo aspirante a candidato al que puedan votar los militantes.

Isabel Ambrosio había entregado este lunes por la mañana, en la sede del PSOE de Córdoba un total 401 avales, que representan el 57% del censo de militantes socialistas de Córdoba capital, y que le permiten optar en las elecciones primarias de su partido a ser la candidata del PSOE a la Alcaldía. El plazo de entrega de los avales finaliza hoy a las 20.00. El otro precandidato, Fernando Medina, tiene hasta esa hora para alcanzar los 142 avales que necesitaría para concurrir en las primarias.

En una nota de prensa, Ambrosio ha agradecido “el apoyo y la confianza recibidos por parte de la militancia” del PSOE en Córdoba y ha señalado que “es muy importante que la mayoría de la militancia haya avalado” su candidatura, anunciando que, con independencia del calendario oficial y de que haya que esperar hasta el próximo día 24 para la proclamación definitiva, no va a “parar ni un momento”. Desde ahora, según ha subrayado la precandidata, espera que cada militante del PSOE que haya avalado su candidatura “se convierta desde ya en un colaborador activo”, facilitándole “el contacto directo con las personas de su entorno”.

La propuesta de Ambrosio, según ha recordado, se basa en definir “un proyecto de ciudad creíble, realizable”, y en “superar definitivamente algunos modelos del pasado, que necesitan corregirse y adaptarse a la nueva realidad”. En este sentido, ha afirmado que trabajará para hacer de su partido “la fuerza política que aglutine el voto de izquierdas, para transformar la ciudad, cambiar su rumbo y responder a las expectativas de los ciudadanos y ciudadanas”.

La candidatura de Ambrosio es la única superviviente después de que renunciasen la delegada de Salud, María Isabel Baena, y el director general de Universidades, Manuel Torralbo, al que muchos daban ya por seguro candidato.

Etiquetas
stats