Piden siete años a un preso que se tragó hachís, cocaína y trankimazin para meterlo en la cárcel

Panorámica de la prisión de Córdoba | MADERO CUBERO

La Fiscalía Provincial de Córdoba pide una pena de siete años de prisión para un interno de la cárcel de Córdoba que se tragó bolsas de hachís, cocaína y hasta pastillas de trankimazin para introducirlos de manera ilegal en el centro penitenciario.

Según consta en el escrito de calificación de la Fiscalía, este hombre se enfrenta a un delito contra la salud pública y tendrá que ser juzgado por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Los hechos que serán juzgados ocurrieron en mayo del año 2016. El preso mantuvo un encuentro con otra persona. Al salir, fue cacheado por funcionarios de prisiones, a las que de manera voluntaria le entregó pastillas de trankimazin. No obstante, los funcionarios sospecharon de que se había tragado droga para introducirla en la cárcel, por lo que fue sometido a un análisis radiológico. En las radiografías, los trabajadores comprobaron cómo el interno llevaba algo en su interior.

Así, esperaron a que de forma natural el interno expulsara lo que se había tragado. Así, de las bolsas sacaron 23 gramos de hachís, 1,18 gramos de cocaína y 28 pastillas. Toda la droga estaba valorada en cerca de 400 euros.

Etiquetas
stats