El Parlamento andaluz aprueba dos mociones para que no se amplíe El Cabril

Manifestación contra El Cabril celebrada recientemente ante la Subdelegación del Gobierno. | MADERO CUBERO
PSOE e IU presentan dos proposiciones no de ley para rechazar los planes de Enresa; el PP no vota a favor

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Andalucía ha aprobado hoy dos mociones para rechazar la ampliación del cementerio nuclear de El Cabril, localizado en la Sierra Albarrana, en el término municipal de Hornachuelos. Las dos mociones han sido presentadas por PSOE y por IU. El PP no ha votado a favor de ambas al considerar que se basaban en "suposiciones", según la parlamentaria Rosario Alarcón, que ha sido la que ha defendido la postura de los populares. Alarcón ha asegurado que la Empresa Nacional de Residuos (Enresa) aún no ha comunicado oficialmente que haya tomado una decisión.

Las dos proposiciones no de ley aprobadas han sido presentadas y defendidas por los parlamentarios Manuel Baena (IU) y Josefina Vioque (PSOE), que han esgrimido los mismos argumentos que hasta ahora han defendido sus dos organizaciones políticas. Por un lado, Baena ha insistido en que el almacenamiento de residuos radiactivos de El Cabril ya ha superado el 75% y ha defendido una mayor inversión para los municipios del entorno. Vioque, que fue consejera de Agricultura, ha insistido en que Andalucía "ya ha pagado su cuota de solidaridad" con la radioactividad y ha criticado fuertemente la postura de los parlamentarios populares durante el debate. Vioque ha acusado al PP de "romper el consenso" que hasta ahora había existido entre los partidos políticos andaluces sobre El Cabril.

La actual previsión de generación de residuos radiactivos en España ronda los 180.000 metros cúbicos, de los que 90.000 son de baja y media intensidad y los otros 90.000 de muy baja intensidad. "La capacidad actual de El Cabril (Hornachuelos) es de 50.000 metros cúbicos para residuos de media y baja intensidad y los otros 130.000 para muy baja intensidad, con lo cual, tenemos un desfase", reconoció hace unas semanas Álvaro Rodríguez Beceiro, director de la División Técnica de Enresa (Empresa Nacional de Residuos). Una de las estrategias para solucionar esta diferencia de capacidad entre los residuos de media, baja y muy baja intensidad es la que ha perfilado este lunes el presidente de Enresa, Gil Ortega, quien espera construir otras 28 celdas, es decir otras tantas como las actuales, que están ocupadas al 70% de su capacidad.

Etiquetas
stats