Ocho décadas con el Hospital de San Juan de Dios

Equipo directivo del hospital San Juan de Dios en Córdoba | TONI BLANCO
El centro de la orden afronta su conversión en hospital general al tiempo que el exgerente del Virgen del Rocío toma las riendas en esta nueva etapa

El hospital San Juan de Dios abrió sus puertas en Córdoba hace ocho décadas. Mucho ha cambiado aquel centro regentado por religiosos que dependían de la limosna para subsistir y atender a los enfermos de polio o niños con otras discapacidades. Hoy, aquella huerta conocida como de San Pablo y que vio construir en 1935 una clínica, ha crecido hasta convertirse en un complejo hospital privado que concierta el 30% de su actividad con la sanidad pública para atender ingresos hospitalarios de larga duración y pacientes que requieren cuidados paliativos.

El crecimiento, que incluye nuevos edificios, busca convertir el hospital en un centro de referencia para la atención general de los pacientes. Y para ello, los hermanos hospitalarios de la Orden han contratado a un nuevo director gerente, Manuel González con larga experiencia en hospitales señeros en Andalucía, como el Virgen del Rocío de Sevilla.

"Tenemos dos retos claros, mantener la atención integral a todas las personas que lo necesitan y mantener nuestra vinculación con Córdoba", ha señalado este jueves González en un encuentro con la prensa. "Nuestro principal objetivo es pasar de ser un hospital de traumatología, que es como se nos ha conocido siempre, a uno de carácter general que sea referente en Andalucía", prosigue.

Manuel González posee una larga trayectoria en la gestión de centros públicos. Además del Virgen del Rocío, ha dirigido el Virgen Macarena, también en Sevilla, y el Virgen de las Nieves, en Granada. "Pasar a trabajar con los hermanos de la Orden de San Juan de Dios es un reto muy grande y muy gratificante", reconoce. Su experiencia en la pública quiere que sirva, asimismo, para mantener los concursos públicos para atender en el San Juan de Dios a pacientes de larga estancia y con necesidades de cuidados paliativos procedentes de la Pública.

Como todos los sectores, también el sanitario se ha visto sacudido por la crisis. Y en San Juan de Dios, los 250 profesionales que trabajan de forma directo y los otros tantos que dan cobertura indirecta, han vivido una etapa también complicada. Pero han podido mantener la atención a unos 100.000 cordobeses de manera anual, realizando unas 50.000 consultas en el mismo periodo.

Etiquetas
stats