Un observatorio para evitar abusos en la factura de la luz

.
La Unión de Consumidores de Andalucía lanza el observatorio del suministro eléctrico para recoger las quejas y reclamaciones de los consumidores

Tras la liberalización del sector de la electricidad allá por el año 2009, la factura de esta partida ha ido sufriendo diversas variaciones muy alejadas del conocimiento de los clientes. Y la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA) quiere, de alguna manera, erradicar esta práctica poniendo en funcionamiento el observatorio del suministro eléctrico, una campaña que servirá para analizar las consultas y reclamaciones en este sector.

Isabel Palacios, secretaria general de la UCA-Córdoba apunta la “necesidad de informar a la ciudadanía de su posibilidad de acudir a las asociaciones de consumidores para realizar las consultas que estimen oportunas y plantear reclamaciones”. Mediante esta iniciativa, que se produce por vía extrajudicial, se acudirá a las juntas de arbitraje de consumo para, así, llevar a cabo un acuerdo entre las partes, laudo que será de obligado cumplimiento. En el caso de no llegar a tal situación, el interesado podrá acudir a la justicia ordinaria. No obstante, aquí deberá el consumidor hacer un balance entre la cuantía por la que se produce el conflicto y el importe en efecto de tasas que supone el acudir ya a la justicia.

Por su parte, Miguel Ángel Ruiz, vicepresidente de la UCA, entiende que “el proceso liberalizador del sector ha supuesto un enorme déficit informativo por parte del consumidor, lo que se traduce en un gran número de duda”. Hay que señalar que el sector eléctrico es el que más cuestiones polémicas que presenta, ya sea por una subida de la tarifa sin previo aviso o por la llamada ‘letra pequeña’, sólo superado por el sector de la telefonía móvil.

Muy polémica ha sido la presentación de la reforma eléctrica que llevará a cabo el Gobierno en el mes de agosto. Dicho escrito establece una disminución económica para la familia que gaste más en electricidad, cuestión que no casa “con la reducción de CO y con lo que reclama Europa”, según Ruiz. Unido a esto resalta el gravamen que impondrá el Gobierno a aquellos ciudadanos que hagan uso de las placas solares para generar energía renovable; de nuevo en contra de lo que desde arriba exigen al gobierno. Respecto a esto, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ya calificó dicha reforma como “valiente porque no gusta a nadie”.

Etiquetas
stats