Urbanismo concede licencia al complejo deportivo de La Salle tras la quiebra de Tempo

Entrada a las instalaciones de La Salle

Más de dos años después, la Comisión de Licencias de la Gerencia Municipal de Urbanismo concederá este miércoles el permiso de obra y actividad al complejo deportivo construido en el entorno del colegio de La Salle. Esta autorización llega después de que la empresa que lo promovió y lo comenzó a explotar, Tempo, quebrase, se declarase en concurso de acreedores y despidiese a todos sus trabajadores.

Según consta en el expediente, el 20 de septiembre del 2019, los Hermanos Cristianos, que gestionan el colegio de La Salle, solicitaron la licencia de obra y actividad para la "legalización" del edificio anexo construido a su centro. Tempo disponía de una declaración responsable para comenzar a funcionar. Pero en una Comisión de Licencias se propuso dejar sin efecto esa declaración responsable. Mientras, varios vecinos denunciaron las instalaciones de la zona y comenzó una batalla administrativa que no se detuvo durante el confinamiento.

Tempo Resort Sport Club, una empresa que ya no gestionará este complejo deportivo, supuso una inversión de al menos 11 millones de euros, abrió apenas unos meses antes del estado de alarma, que, como ocurrió con todos los centros deportivos, supuso el cierre de este espacio. Desde entonces no ha vuelto a abrir.

Ahora, el gimnasio, con todos los parabienes, está en manos de lo que decida La Salle. Es probable que nuevamente busquen una concesión de un tercero para que explote unas instalaciones que, con limitaciones, disponen ya de todas las autorizaciones de la Gerencia de Urbanismo.

Etiquetas
stats