Los trabajos en la fosa de La Salud continuarán varias semanas tras hallar ya a una veintena de represaliados

Trabajos en la fosa del cementerio de La Salud

Las excavaciones hechas en el cuadro de la Virgen de los Dolores del cementerio de La Salud de Córdoba, bajo metro y sesenta centímetros de tierra, han confirmado ya el hallazgo de los restos de al menos una veintena de personas, asesinadas y arrojadas unas encima de otras, certificando así la aparición de una gran fosa común de represaliados de la Guerra Civil. La envergadura de este hallazgo y los indicios de poder encontrar los restos de muchas más personas, han hecho que la empresa municipal de cementerios de Córdoba, Cecosam, haya realizado un nuevo contrato para prolongar los trabajos sobre el terreno durante varias semanas más.

Cecosam planea inyectar de urgencia presupuesto para acabar los trabajos en la fosa hallada en La Salud

Cecosam planea inyectar de urgencia presupuesto para acabar los trabajos en la fosa hallada en La Salud

Así, el trabajo de campo y de documentación seguirá al menos hasta mediados del mes de noviembre, tareas con las que se avanzará en la localización de todos los restos que salgan a la luz en los sondeos realizados y que den la talla de las dimensiones de la gran fosa común que se perfila, según lo hallado hasta el momento, de cara a la futura excavación completa a la que se comprometieron las administraciones en virtud de la Ley de Memoria Histórica.

Ahora, la intención del equipo de trabajo de la empresa Aranzadi que lleva a cabo esta labor -con una historiadora, un arqueólogo, un antropólogo, tres auxiliares y dos alumnos en prácticas de la Universidad de Córdoba-, es completar el trabajo arqueológico, realizar el análisis antropológico de los restos, exhumar los cuerpos que sea posible y documentar todo lo hallado, para certificar si, como se cree, se trata de una gran fosa de asesinados en los primeros años de la Guerra Civil.

Se trata de una labor pormenorizada y delicada que estará determinada en función del número de personas que afloren en la excavación. Ese trabajo se completará con la cadena de custodia de los restos, enviando muestra de huesos al Banco de ADN ubicado en Granada, para que allí se extraigan y guarden las pruebas necesarias para la identificación final de cada persona.

Ante las lluvias que se avecinan en estos días, unos toldos protegerán las excavaciones realizadas, aunque los especialistas señalan que las precipitaciones de agua no suelen ser un problema para la conservación de los restos, si bien puede alterar el ritmo de los trabajos sobre el terreno.

Enterramientos ocultados

El hallazgo de todos estos restos ha roto el silencio que los ocultaba. Y ese silencio sospechoso fue precisamente el que empujó a solicitar hacer los sondeos en el cuadro de la Virgen de los Dolores del cementerio. A un lado de este, el cuadro de Santa Bárbara donde reposan restos de militares fechados hasta 1937. Al otro lado, el cuadro IV con sepulturas hechas hasta 1936. Y en medio, donde ahora se trabaja, el silencio. Los libros de enterramientos del cementerio solo hablaban de inhumaciones en ese cuadro a partir de 1938, como si antes -como en el resto de las zonas y en plena Guerra Civil- no se hubiera utilizado ese espacio. Sin embargo, a la vez, constaba que se demandó ampliar el cementerio por falta de espacio. Por eso, se quiso hacer estos sondeos, para acabar con ese silencio y ver si en esta zona se ubicaba una gran fosa donde acabaron los fusilados tras el golpe de 1936 y la guerra. Y, sí, los trabajos han dado su fruto.

En los dos sondeos realizados se han hallado ya los restos de una veintena de personas, con evidentes signos de violencia: manos atadas, proyectiles, cal viva en los enterramientos, con capas de tierra encima y más cadáveres... Además, aparecen en depósitos colectivos, sin rastro de ataúd, arrojados a la fosa, amontonados unos encima de otros -explica el equipo que trabaja allí-.

El objetivo final es extrapolar en los informes estos resultados para afrontar con garantías sobre el terreno en un futuro los trabajos de excavación, localización y exhumación de toda la fosa, en virtud del convenio pendiente de firma entre el Gobierno central, la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Córdoba, rúbrica que se espera para antes de que acabe el año.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2021 - 05:30 h
stats